La mayor cárcel sobre la tierra La historia del territorio ocupado Primera parte

0

 

 Traducción de árabe: Mokhtar Gharbi.-
      El autor de este libro, Ilan Pappe, es un historiador judío, el cual, a través de una introducción y 12 capítulos, presenta los detalles de la “transformación de Palestina en una gigantesca prisión, creada no con el propósito de preservar la ocupación, sino como una respuesta práctica a los requisitos ideológicos del sionismo y para un mayor control de la Palestina histórica”.

    « La burocracia del mal », como el historiador israelí Ilan Pappe llamó a la sistemática brutalidad de la ocupación israelí: bloqueos de carreteras del ejército, arrestos masivos, registros domiciliarios, reubicación forzosa de la población palestina, plantación de colonos y el muro ominoso. Los guardias del mal de esta mayor prisión sobre la tierra, y no será cancelada esta prisión sin retirada del último de estos servidores y que estén fuera de servicio.
    En su libro titulado « La prisión más grande del mundo, la historia del territorio ocupado », el autor Ilan Pappe presenta los detalles de la transformación de Palestina en una prisión gigantesca y la creación del principio de la mayoría judía.
Fueron estos requisitos los que llevaron a la limpieza étnica en Palestina en 1948 y alcanzó a la política que se formó en 1967 y se convirtió en el primer alimentador de los actos israelíes en la actualidad.
Limpieza continúa
 
    El primer capítulo del libro presenta los antecedentes de las políticas de 1967 y su continuación de las estrategias adoptadas por el sionismo desde 1882, especialmente en 1948. En el corazón de ese capítulo se realizó un estudio del período comprendido entre 1948 y 1967 y las políticas posteriores como etapas en un proyecto colonial continuo destinado a judaizar Palestina y la eliminación de su carácter àrabe.
    En 1967, el autor afirma que no hubo amenazas fundamentales para Israel. Las maniobras de Gamal Abdel Nasser difirieron en términos de su tipo y alcance de sus acciones anteriores. El frente sirio podría haber sido calmado por Israel con algunas acciones no agresivas. Pero Israel lanzó la guerra del 5 de junio de 1967 como una continuación de la limpieza étnica y la ingestión total de Palestina.
   En el segundo capítulo, Ilan cuenta cómo, después de tres días de enfrentamientos, Israel reforzó su control sobre la Palestina histórica y colocó a un millón de palestinos en Cisjordania y alrededor de medio millón en la Franja de Gaza, todos convertidos por actos criminales  del sionismo en refugiados en su propia tierra. El 8 de junio el primer ministro israelí, Levi Eshkol, declaró que Jerusalén es la capital eterna de Israel.
     Se ha acordado una política general sobre la nueva realidad: el destino de la tierra, la expulsión de la población y el futuro de Jerusalén. Y lo que no se vio en los registros, es la decisión de dejar el mecanismo de control sobre la vida de las personas en Cisjordania y la Franja de Gaza al ejército, y convertirlos en apátridas sin un estatus legal que proteja sus derechos civiles y humanos. En el área metropolitana de Jerusalén, todas estas posiciones y prácticas entraron en vigencia en el primer mes de ocupación.
    En el tercer capítulo, el autor revela cómo la demarcación de un área palestina se limitó a varias áreas de asentamientos judíos, como resultado de un esfuerzo concertado que dio a la enorme prisión su forma definitiva. Y describe la planificación cuidadosa y la implementación rápida de este plan durante el primer año después del final de la guerra de 1967, antes de que Israel intente justificar la colonización de Cisjordania y la Franja de Gaza como una respuesta de seguridad necesaria contra las actividades de la  resistencia o la acción unilateral frente a un estancamiento diplomático que duró mucho tiempo.  
   Hubo dos proyectos principales: un proyecto externo que corta Cisjordania y Gaza a través del establecimiento de asentamientos. El otro proyecto interno es la emisión de decretos y leyes que nunca terminan. El propósito es confiscar tierras palestinas para colonización futura y reducir el crecimiento natural y orgánico de las comunidades palestinas impidiendo nuevas construcciones y expansión a más allá de Jerusalén.
   Además de la necesidad de sacar nuevas adquisiciones, de una manera que satisface el apetito de Israel y calme sus temores, es la esencia del Capítulo Cuatro.
  Yigal Allon y Moshe Dayan presentaron este enfoque, era Allon que lleva las unidades de élite del sionismo realmente responsable de la limpieza étnica en los pueblos y ciudades palestinas en 1948, y fue su proyecto basado en el desplazamiento de los palestinos de Cisjordania a Jordania.
   La arrogante confianza de Moshe Dayan era que nada debería resistir a Israel. Las expectativas permanentes requieren que los palestinos no van a ser capaces de formar un movimiento de liberación nacional, y son un grupo diverso de comunidades religiosas y no un pueblo o de una sociedad, que debe deshacerse de ellos y expulsarlos hacia Jordania del rey Hussein.
Fuente: Aljazeera