Las cosas lo que son 8/3: Mirando el futuro Letrado Saad Sahli

0

8 de marzo. Marruecos como el resto de los países del mundo celebra hoy el Día internacional de la Mujer. Más que simple conmemoración de circunstancia, nuestro país marca un breve pausa para establecer un balance y contemplar perspectivas. Lo realizado en el dominio de la emancipación femenina en Marruecos no es poco y tampoco es poco lo que queda por realizar.

Por lo tanto es una buena ocasión para ver hacia atrás sin dejar de hacerlo hacia el futuro: En efecto, desde su acceso al Trono, el 23 de julio de 1999, el rey Mohamed VI lleva a cabo un proceso de democratización del país, en el que la igualdad y los derechos humanos constituyen el pilar y la columna vertebral.

De esta forma, en nuestra nueva constitución, los artículos 19 y 164 estipulan, respectivamente que: el hombre y la mujer disfrutan, de manera igual, de los derechos y libertades de carácter civil, político, económico, social, cultural y medioambiental en el respeto de las disposiciones de la Constitución y de las constantes y leyes del país.

Para no extenderse en los esfuerzos del país para ampliar y consolidar la emancipación femenina en Marruecos vamos a limitarnos a evocar la reforma del procedimiento penal con el que se contempla mejorar el acceso de la mujer a la justicia. El articulo 336 que no autorizaba a las mujeres perseguir a sus maridos en lo civil, salvo con la previa autorización del tribunal, fue abrogado, ofreciendo a los hombres y a las mujeres la igualdad de acceso a los tribunales.

No obstante, la buena gobernanza y en ella el acceso de la mujer marroquí a los servicios de la justicia sigue dependiendo de la puesta en pie  de mecanismos de buena gobernanza y de admisibilidad inherentes al género.

En síntesis, nuestro país es un ejemplo en  materia de derechos de la mujer y el botón de muestra al respecto es el nuevo código de la familia que establece la igualdad del estatuto de la mujer en el seno de la familia y el aumento de los recursos consagrados a la mujer en los presupuestos sectoriales.

Mucho se ha hecho, mucho queda por hacer, en el respeto de las constantes y las especificidades de Marruecos, en tanto que país musulmán arraigado en la libertad individual y colectiva.