Las cosas lo que son  Acuerdo agrícola Marruecos/UE: La ambigüedad de España y el mutismo de Marruecos Letrado Saad Sahli

0
El letrado Saad Sahli del Colegio de abogados de Rabat

 En un momento en que la Comisión de asuntos exteriores del Parlamento europeo discutía una vez más de los acuerdos agrícolas Marruecos-UE, y coincidiendo con un chantaje de Argelia y su Polisario de recurrir a la piratería en la región, la cuestión de la aplicación de la sentencia del Tribunal de justicia de la Unión europea parece comenzar a incomodar a España e incluso a Francia en cuanto a sus efectos.

 Marruecos (oficial. Es decir AA.EE) no ha reaccionado hasta ahora, ni siquiera para puntualizar algunas posturas como la del Partido del Istiklal que instaba ayer a España a “dejar de jugar un doble juego a este respecto”, lo que alimenta el equilibrismo de algunos países como España que, a pesar de una declaración oficial al respecto no convence habida cuenta del carácter acrobático de sus posturas dependiendo donde se expresan y a quién se dirigen.
Justo es de reconocer que paralelamente a sus respuestas en el Parlamento, especialmente a Podemos sobre esta cuestión que se caracterizan por una flagrante ambigüedad, oficialmente la posición de España al respecto es irreprochable.
 
La portavoz del ministerio español de Asuntos exteriores indico el lunes pasado que España “no ha cambiado de posición (respecto al Sahara)” expresando la “plena disposición de España” de desarrollar la relación estratégica con Marruecos.
Ana Rodríguez preciso al respecto que “el gobierno español apoya conversaciones técnicas en curso entre los responsables de la Unión europea y Marruecos para acordar juntos la mejor manera de aplicar la decisión del 21 de diciembre del 2016 del tribunal de Justicia europeo”.
En síntesis, no sería mala idea que nuestro país saliera al paso a las informaciones de la prensa y a las posturas de algunos partidos políticos nos dijera lo que se contempla hacer y las garantías que tiene de países como España o Francia antes de que los rumores se transformaran en crudas crisis con estos países.