Las cosas lo que son: Marruecos/Nigeria: Inquietud en Argel ¿Por qué? Letrado Saad Sahli

0
Saad Sahli

A juzgar por los comentarios de prensa en Argelia y las diferentes declaraciones (interpretaciones) de los responsables del país vecino, nadie en Argelia podía esperare el refuerzo del partenariado efectivo entre Marruecos y Nigeria.

Lo hemos subrayado, en medio de las peores tempestades entre Rabat y Argel: todo apuntaba y sigue apuntando hacia la posibilidad de transformar la competitividad entre ambos en complementariedad y, soñémoslo, un partenariado efectivo y estratégico. ¿Quién lo rechaza, obstinándose a seguir intentando lo que no ha podido durante lustros?

A falta del vecino, el lejano. En África y fuera de ella hay una unanimidad en que el acercamiento entre Rabat y Abuja constituye en el continente uno de los acontecimientos principales de estos últimos meses e incluso anos.

De esta forma, más que eje, estamos ante el restablecimiento de una normalidad continental a fin de hacer frente a los múltiples desafíos de la coyuntura, que exige imperativamente más comprensión, más cooperación y más solidaridad.

Marruecos/Nigeria y Marruecos muchos otros países del continente africano. ¿Por dónde comenzar? ¿A qué o quién envidiar? y ¿de qué inquietarse? Y finalmente ¿Cómo comportarse ante la próxima adhesión de Marruecos a la CEDEAO?

Sismo tras otro. Argelia insiste y persiste en el error. Su solución y la del resto de los países del Magreb estriaba en la integración económica y no en sucesivas guerras a Marruecos porque, además de costosas son inútiles e infructuosas y allí está el estado de la economía y de la situación social del país.

Marruecos está ganando la apuesta gracias a su política de apertura y de contribución al desarrollo de sus socios y no complotando a diestro y siniestro contra su vecino.

Este es el camino y esta es la vía que está aun al alcance de la mano y que entre Argelia y Marruecos, no solo es la mejor, sino la única.