Layun/8-4-2018: Tomen nota

0

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis. 

Si. Efectivamente algo y no ordinario, ha cambiado en la gestión de la cuestión del Sahara. El gran mitin de Layun hoy, domingo 8/4/2018 constituye un histórico punto de inflexión en esta gestión.
Desde ahora en adelante ha terminado el recreo y van a ser los propios saharauis que van a hablar y van a decidir de su destino. Hoy han sido decenas de miles en decir No a las milicias de Argelia. No a la sanguinaria banda del Polisario y su mentor argelino. Y no a la impostura en nuestro nombre.
Hoy es Layun pero va a ser siempre todo el Sahara que responde y reclama, que grita y explica, que se opone y sonríe y que decide y se expresa.
El verdadero Sahara, los verdaderos saharauis y el verdadero fondo de la cuestión.
Argelia se quedara sin salida al Atlántico y sin milicias que usurpan la representatividad de quien las odia y rechaza. Dueños de su destino, señores en su tierra y en su país: Marruecos, y orgullosos de pertenecer a este país en el que viven, disfrutan de todos los derechos y cumplen con todos los deberes.
Hoy las banderas nacionales y los retratos del rey han abierto camino hacia la historia, hacia la legalidad y hacia el derecho, arrasando a los quintacolumnistas y eclipsando las mentiras y tergiversaciones de los domésticos polisaristas.
Aquí se vive del sudor de la frente y no de las limosnas y ayudas internacionales.