Lo de siempre: Los españoles obsesionados por los marroquíes Por Mokhtar Gharbi

0


Todos sabemos que las relaciones bilaterales hispanomarroquies, al nivel oficial, son muy buenas y ejemplares, especialmente al nivel de los dos monarcas, Mohamed VI y Felipe VI, pero, al nivel popular, los españoles todavía ven y opinan que nosotros, los marroquíes, somos la gran amenaza para ellos y para su país.

Esta chocante y triste realidad se repite anualmente en todos las encuestas realizadas en el país vecino, particularmente las encuestas periódicamente realizadas por el Instituto Real Español “El Cano”, donde siempre “tenemos el honor” de obtener puntos negativos.

Nos describen, con una enferma obsesión, por “moros”, este moro violento y amenazador, que dejó una profunda huella en la mente torcida de algunos, la de “Anual” del 17 de julio de 1921, y posteriormente de otros muchos casos y acontecimientos que no pueden, o no quieren borrarlos de sus mentes y olvidarlos en dirección hacia un buen y feliz futuro para todos, sin odio ni rencor.

Los españoles todavía creen y consideran que todos los males que azotan a España les vienen del sur, los  marroquíes engañados por Franco en una guerra que no es la suya, los problemas de la inmigración, el contrabando de drogas, los atentados de Madrid, y otros temas que los españoles creen que son de nuestra mercancía exportada hacia ellos para hacerles daño…lo que contribuyó en afectar la imagen de Marruecos en la península ibérica, pero sin razón.

Lo de siempre, particularmente en la última década, los españoles son parciales. En una encuesta del Instituto “El Cano”, que realiza cada año, se aclara que Marruecos no está bien visto ni bien valorado entre los españoles, o sea, la imagen de este país vecino todavía sigue mal en la mente española. La obsesión se profunda más cuando los españoles creen, con mucha preocupación, que Marruecos es una gran amenaza para ellos, considerando muchos factores, antes citados, además de la inmigración ilegal y la crisis económica.

El único dato, según la encuesta de El Cano, donde Marruecos ganó unos puntos, aunque son pocos, es que los españoles ya no siguen viviendo mucho bajo la influencia de los discursos de la banda separatista y terrorista del Polisario, aquí donde el número de los quienes apoyaban la tesis polisarista se retrocede del 72 por ciento en 2005 a 58 por ciento en abril 2015, sin embargo, Marruecos no pudo ganar los puntos perdidos por el Polisario.