Lo menos expresado y más expresivo Israel: Chantaje y tentativa de extorsión de fondos

0

 

    Todo lo relacionado con la mentalidad sionista es, por amarga experiencia, anormal y provocativo.

El sionismo mundial pide a los países árabes, Marruecos y Arabia Saudí entre otros (en este último caso, desde la era del profeta Mohamed SAS) miles de millones de dólares como indemnización de lo que dicen propiedades de los judíos quienes (según ellos fueron expulsados) de estos dos países árabes y otros. Es la misma estrategia que se adoptó con Alemania que pagó y sigue pagando miles de millones de marcos por un actualizado, readaptado y readecuado holocausto. 
  En este contexto, las autoridades de ocupación en Palestina están preparando un proyecto de ley para obligar al gobierno sionista a exigir de los países árabes y musulmanes la devolución de las supuestas propiedades de los judíos que abandonaron estos países en 1948 y en los albores de la historia.
    Entre las disposiciones del proyecto de ley está que Arabia Saudita pague una indemnización estimada en 100 mil millones de dólares a cambio de propiedades judías en el Reino desde el momento del Profeta la paz sea con él, y exige a 12 países árabes e islámicos otros 300 mil millones de dólares por la misma razón.
    Este provocativo paso viene para colocarlo en la mesa de negociaciones internacionales en caso de presiones sobre (israel) en relación con el regreso de los refugiados palestinos.
     En este proyecto de ley trabajan altos expertos en derecho internacional, historia y geografía « israelíes » de varias universidades sionistas con un fondo especial fijado en 100 millones de dólares estadounidenses deducido del presupuesto de su (ministerio de relaciones exteriores) desde el año  2012.
     El proyecto de ley, que será presentado a la (Knesset)  en marzo proximo, pide a Egipto, Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Sudán, Siria, Irak, Líbano, Jordania y Bahréin que paguen una indemnización de 850.000 judíos, estimados en 300.000 millones de dólares, distribuidos según el último censo de judíos En 1948.
   Algunos pueden pensar que este es un tema nuevo, pero en realidad es un viejo tema revivido por el sionismo internacional hace diez años.
      La experiencia y los hechos nos han enseñado que todos los problemas  grandes y serios  comienzan con una pequeña tormenta que se convierte en un incendio ruidoso. Hasta ahora, no hemos aprendido de la historia reciente que tal chispa comience con la insinuación, presión, acción y ejecución hasta que estemos rodeados por la llama ardiente que transforme nuestras fatídicas cuestiones en cenizas.
   De hecho, estamos ante un gran tema de carácter bélico que puede emprender fuego en todas las direcciones, además de que será una herramienta para el oscurantismo y la desinformación sobre los asuntos más importantes y cruciales relacionados con la causa palestina.
No obstante cabe preguntarse: ¿No se entera la entidad usurpadora de Israel que ningún país árabe reconoce a Israel ni como estado judío ni laico por o que nadie comprende cómo trata de expoliar el derecho de hablar’ en su nombre?
Luego… ¿No fue la agencia internacional judía la que organizó el abandono de los judíos árabes de sus países sin que ningún país árabe los haya expulsado?
¿No quiere darse cuenta los chantajistas sionistas de que los judíos que evoca eran y muchos de ellos siguen  sien do ciudadanos a parte entera de sus países árabes de origen como Marruecos?
Finalmente ¿No ha venido aun el tiempo de que la autoridad palestina o la conciencia internacional prepare un inventario de la expoliación  israelí de sus tierras, de sus bienes y de sus vidas?