“Lo menos expresado y más expresivo” Recordatorio La explotación de los menores saharauis en España

0
niños saharauies en españa: "vacaciones" y evangelizacion

 

 Hace exactamente un año, en la misma fecha de hoy, Said Jedidi escribió « Ahora nos atacan desde España, a mí y a mis compañeros colaboradores en este medio de comunicación, que parece molesta a una especie indescifrable de personas ».

Mokhtar Gharbi
redaccion de Tànger

« Lo nuestro es informar. El resto es de la incumbencia de la justicia española porque estos crímenes de lesa majestad contra menores suceden en suelo español. Nosotros continuaremos con esta no tan ingrata labor de informar. Gracias Marco, gracias Khalil y gracias Mokhtar que hicisteis el dedo en la llaga ». Añadió Jedidi.
Desde hace muchos años, los ayuntamientos españoles prestan toda clase de “ayuda” y “apoyo”, material y socialmente, directa e indirectamente, a las poblaciones en los campamentos argelinos de Tenduf o a las personas que envía el Polisario a España, como legalizar, solucionar sus problemas y otorgar los documentos de residencia, además de ofrecerles trabajo y facilitar las condiciones de vida, cosas que no son al alcance de las demás comunidades, como los marroquíes o incluso los latinoamericanos, por ejemplo.
Como todos los años, los ayuntamientos y muchas organizaciones y asociaciones gubernamentales y no gubernamentales, movilizan a las familias españolas para recibir a cientos de menores saharauis de los campos de Tenduf, integrarlos dentro de sus estructuras y organizar muchos programas y actividades que no tienen nada que ver con la inocencia infantil.
Lo dicho anteriormente, no sucede al azar o por razones humanitarias, sino se lleva a cabo a través de dos canales, donde son cómplices, de un lado, los ayuntamientos y las familias españolas resentidas, y de otro lado, las bandas del Polisario que manipulan el recibimiento de los menores saharauis introduciéndolos  forzosamente en encuentros de naturaleza propagandística para promocionar sus malvados discursos políticos basados en mentiras y falacias. Todo esto ocurre ante los ojos y narices de las autoridades españolas, y con el apoyo del régimen militar argelino, vinculado con esta manipulación de las tragedias que viven los saharauis retenidos en los campamentos de la vergüenza, y para recibir las ayudas internacionales, especialmente de Europa y sus instituciones.
Pese a este ruido propagandístico, ideológico y político, muchos de los saharauis, padres de estos menores, protestan por lo que califican de “explotación política” cuando no sexual, como sucedió no hace mucho con un dirigente local del PSOE, a sus hijos en el marco del programa de vacaciones en España, la mayoría sólo son niños que no entienden nada y les enseñen lo que se pretende a promover, sin saber de qué se trata, en vez de hacerles beneficiar recreativa y turísticamente en sitios educativos e históricos que enriquezcan sus conocimientos.

Así como logran politizar los viajes veraniegos y vaciarlos de su contenido educativo y hacerles como títulos de manipulación infantil, lo que todas las convenciones internacionales lo criminalizan, sancionado por la ley y rechazado por las organizaciones y organismos internacionales de derechos humanos, además de ser considerados como una flagrante violación de los derechos humanos.

Por lo tanto, los menores saharauis son considerados como leña en la máquina de propaganda del Polisario, lo que les convierte en una herramienta fácil usada para pulimentar su imagen en el exterior y mendigar por ellos el apoyo que pasa a servir a la cúpula polisarista en sus caprichos personales y sus lujosos viajes turísticos.
   En este contexto, Said Jedidi, comentó en infomaruecos.ma  este grave caso con el siguiente artículo:
Polisario ¿Qué es lo que les inquieta?
Desde hace días y más concretamente desde ayer he recibido, curiosamente en mi correo electrónico personal y no en el del sitio web ni en el del blog, cartas con diferente tono amenazador y diversa motivación. Su factor común es indagar el alcance de las revelaciones de Khalil R’guibi, del licenciado Marco Aurelio y de Mokhtar Gharbi.
De diferente tono: desde los insultos y descalificaciones hasta los elogios y estímulos “para seguir y profundizarse en esta vía”. Inútil precisar que casi todas las cartas proceden de España aunque no estoy tan seguro de españoles.
El licenciado Marco Aurelio de la agencia Notilamar (América Latina), Mokhtar Gharbi que todos ustedes conocen y la “gran preocupación” de mis “lectores”: Khalil R’Guibi.
¿Quién es? ¿Dónde vive? ¿Qué hace?… muchas preguntas, pero algunos si me han dado edificios de su identidad. “me han dado, porque debo reconocer que no la conozco y no he insistido en conocerla. En este espacio de reflexión solo nos interesan los escritos no las personas ni los personajes.

Pues bien…parece que la revelación del chantaje a algunos (muchos y de diversas tendencias) políticos y líderes políticos españoles por Argelia por procuración a su Polisario y la evangelización de las niñas y niños saharauis en colonias de vacaciones en España ha suscitado una ola de inquietud entre sus protagonistas: las asociaciones con la cobertura de apoyo al “pueblo saharaui”, socios de la banda del Polisario en el trato de blancas.
O sea: que si aun dudábamos de la veracidad de lo que se ha publicado, estos correos nos lo ha corroborado y su inquietud y extrema preocupación indican que tienen en la barriga algo muy…pero muy sucio.