Marruecos/Coyuntura Gobierno: La lluvia que apacigua los ànimos

0
Letrado Saad Sahli del Colegio de abogados de Rabat

Los hay que comparan al jefe del gobierno y a este gobierno en general con la meteorología en Marruecos. O sea: que llega, pero un poco tarde.

Naturalmente con nuestra fuerte dosis de superstición tampoco faltan los que atribuyen la lluvia a lo que califican de “Baraka” de Othmani. Otros, en cambio sin oponerse creen que lo esencial es que llueva o lo que es igual, en este caso, que el gobierno cumpla y que no sea demasiado tarde.
La ultima “osadía” del jefe del gobierno al hablar de la corrupción y del sismo que se debe prever ha convulsionado el tablero partidista, constituyendo un valor añadido al jefe del gobierno y en parte a su partido aunque la declaración era pura y exclusivamente gubernamental y en todo caso, los marroquíes seguimos, de cerca, atentamente y con mucho sigilo la acción de cada ministro y a través de él formaremos nuestro criterio o nuestra valoración de él primero y de su partido después.
Es el hándicap de una coalición gubernamental o de una cohabitación en un gobierno: todos obran en una opción global pero tirando cada uno por su lado (partido).
¿Qué no?
Recuerden que hace pocos días la RNI boicoteó un consejo de gobierno y hasta la actividad del jefe del gobierno en Oujda. Otra cosa seria los pretextos y los argumentos… tanto que el Sr. Othmani, en buen  bombero se precipitó a apagar el fuego con una carta común de la mayoría.
El resto es retorica (o dialéctica) política…