Marruecos/unión africana Argumentos y contra-argumentos Cierta mayoría numérica…   (Colegio de abogados de Rabat)

0

 Jurídicamente los detractores de la vuelta de Marruecos a la Unión africana se encontraban acorralados por los estatutos de la Unión, su reglamento interior y sobre todo por la claridad de los artículos del Acta constitutivo.

De esta manera, algunos países, como África del Sur, en una hostilidad gratuita e injustificada, se habían olvidado de los ideales de Nelson Mandela, contestaban el principio de lo que llamaba “mayoría numérica”. Se refería a la aplastante mayoría de los Estados  que apoyaban el retorno del Reino de Marruecos al seno de la organización pan-africana.

“Mayoría numérica, corrigió el presidente en ejercicio de la UA, Alpfa Condé, es democracia”… y democracia era esta mayoría que veía como países como Argelia recurrían, de repente, a la “sabiduría” del presidente Robert Mugabe.

Sobre el plano meramente jurídico había un descalabro de metodología: ausente aun, a Marruecos defendían los que respetaban el derecho y la razón mientras que sus adversarios esgrimían pretextos que, en presencia del país concernido: Marruecos hubieran podido ser literalmente contrarrestados.

Sin embargo el afán del presidente de respetar la legalidad y la legitimidad jurídicas de la organización continental acabó por aclarar la situación a expensas de los desesperados intentos de quien deseaba salvar la coacción en la UA.

Efectivamente no habían argumentos ni políticos ni geopolíticos ni muchos menos jurídicos o morales. Y así lo ha comprendido la inmensa mayoría de los Estados miembros (39 que, según fuentes concordantes eran más). Esta explicita realidad ha hecho que algunos, como África del Sur intentara dar erróneas interpretaciones puramente dialécticas al concepto y a la concepción de la democracia, contestando, como hemos dicho antes, la mayoría numérica.

¿Entonces en que debemos basarnos? Pregunto el presidente Condé. Una pregunta que quedó sin respuesta porque sencillamente no había ninguna.

Al final, el presidente pidió una aceptación por aclamación…