Marruecos/Unión africana El desconcierto argelino-surafricano Said Jedidi

0

 A dos semanas de la 28 Cumbre de la Unión africana, prevista, como se sabe, en la capital etíope, Adis Abeba, el jefe del gobierno argelino declara que “Marruecos ha ganado ya los votos necesarios a su adhesión en la UA”.

“Marruecos ha garantizado su adhesión a la Unión africana antes incluso de la Cumbre de Adis Abeba” los próximos días 30 y 31. Palabras del jefe del gobierno argelino durante una rueda de prensa en Bamako al margen de la Cumbre África-Francia.

El amargo reconocimiento de Abdelmalek Sellal suena como una confesión de fracaso a pesar de las intensas y a menudo rozando el surrealismo tentativas de su gobierno de contrarrestar la iniciativa marroquí presentada oficialmente el 22 de septiembre en Nueva York.

De maniobra dilatoria a maniobra dilatoria, el aliado surafricano de Argelia ha tratado infructuosamente a través de su controvertida Dlamini-Zuma de convencer a los miembros de la organización panafricana de aplazar la demanda marroquí para el ano próximo.

Una maniobra, como lo escribe “Yabiladi” que recuerda la negativa de la divorciada de Jacob Zuma de distribuir la demanda marroquí como lo exige el párrafo 2 del artículo 29 del Acta constitutiva, entre los estados que componen la instancia panafricana. Lo que ha sido rectificado por el rey Mohamed VI al intervenir ante el presidente en ejercicio de la UA, el chadita Idriss Déby.

Al otro lado, en los campamentos argelinos de Tindouf las milicias del Polisario no saben como explicar la impotencia y la incapacidad de su tuto argelino y su aliado surafricano a la población de los campamentos, sobre todo después de que llevaban diciéndole durante semanas que los dos mosqueteros de las causas injustas africanas no lo iban a permitir.

De hecho, la re adhesión de Marruecos es un hecho desde el punto de vista jurídico y de conformidad con el reglamento interior y los estatutos de la UA. El letrado Saad Saahli del colegio de abogados de Rabat lo explicaba hace poco aquí con el sólido argumento jurídico de los 38 países miembros a favor lo que representa la mayoría suficiente como, sucedió con el caso de la admisión del Sudan del Sur sin Cumbre alguna.