Mensaje de pésame de SM el Rey, Emir de los Creyentes, al Jalifa General de la Doctrina Muridiyya tras el fallecimiento del llorado Cheikh Sidi El Moukhtar Mbacké

0

Mensaje de pésame de SM el Rey, Emir de los Creyentes, al Jalifa General de la Doctrina Muridiyya tras el fallecimiento del llorado Cheikh Sidi El Moukhtar Mbacké

Rabat  –  Map

SM el Rey Mohammed VI, Emir de los Creyentes, envió un mensaje de pésame a Cheikh Mountakha Bassirou Mbacké, Jalifa General de la Doctrina Muridiyya, tras el fallecimiento del antiguo Jalifa general de la Doctrina, el llorado Cheikh Sidi El Moukhtar Mbacké.

En este mensaje, SM el Rey afirma haber recibido con profunda emoción la noticia del fallecimiento del llorado Cheikh Sidi El Moukhtar Mbacké, anterior Jalifa General de la Tariqa Muridiyya, Dios le tenga en su Santa Misericordia.
El Soberano expresa, en estas tristes circunstancias, a Cheikh Mountakha Bassirou Mbacké, y a través de él, a la familia del venerable finado y a todos los adeptos de la Tariqa Muridiyya en Senegal hermano, Sus más calurosas condolencias y sinceros sentimientos de compasión, antes de agregar que « con total consideración recordamos las virtudes que engalanaban al venerable finado; son virtudes de los creyentes y santos, así como de los insignes sabios y devotos ».
“Fue el llorado un ejemplo de acercamiento a las enseñanzas de la tolerante religión islámica, forjada sobre la moderación y el término medio”, agrega SM el Rey.
“También recordamos con aprecio los sentimientos de afecto y fidelidad que reservaba a Nuestra Majestad, Emir de los Creyentes. Amén de los lazos religiosos y espirituales que le vinculaban a su segunda patria, Marruecos, el finado destacaba por el sincero amor y fidelidad que encarnaba a través de su permanente empeño de contribuir al afianzamiento y consolidación de los ancestrales vínculos fraternales que unen a los pueblos marroquí y senegalés”, prosigue el mensaje.
El Soberano señala además que “puede aliviar este enorme dolor el que hayáis sido escogidos como Jalifa General de la Tariqa Muridiyya y sucesor del querido finado, por la elevada categoría espiritual de que gozáis ante los aspirantes y adeptos de la Tariqa”.
Al felicitarlo por la confianza que se ha granjeado para asumir esta enorme responsabilidad espiritual, SM el Rey ruega a Dios Todopoderoso que le dé pleno éxito y le guíe por el buen camino.
De igual modo, el Soberano ruega a Dios el Altísimo acoja al venturoso finado en su infinita Misericordia y perdón, recibiéndole entre Sus siervos santos y otorgándole pródigo premio por sus insignes obras.