Mundo árabe: Mezquita Al Aqa: Surrealismo…

0
40
Ayer, viernes y su oración solemne en el mundo musulmán, era la primera vez desde hace medio siglo que no se ha escuchado al almuédano llamar al rezo

 

Ayer, viernes y su oración solemne en el mundo musulmán, era la primera vez desde hace medio siglo que no se ha escuchado al almuédano llamar al rezo.

Su voz, como la de todos los palestinos fue sofocada por las metralletas y las botas del ocupante sionista, que, además, ha profanado al tribunal judicial (la Chari’a) en el que se conservan todos los documentos sobre la historia de la Mezquita Al Aqsa y de la ciudad santa de Jerusalén en general.
Ni una palabra… ni una protesta… ni una condena de las autoridades saudíes, en principio, servidores de los dos lugares santos del islam (uno de los cuales es la mezquita profanada).
En cambio, el único, o, por lo menos, el primero en condenar este vil acto del ocupante israelí fue el presidente libanés, el cristiano, Michel Aoun, quien en un mensaje al “presidente” palestino (quien tampoco ha condenado), condena lo que considera “una grave violación de los derechos confesionales”.
No obstante, la osadía israelí se debe enmarcar en una coyuntura global en Oriente Medio marcada por una mortal incertidumbre local y una enigmática hipocresía de la comunidad mundial ante el verdadero terrorismo y sus verdaderos protectores.
Un ejemplo: Más de 15 vehículos militares con sus correspondientes equipos han franqueado hoy la frontera siria, procedentes del vecino Irak después de haber hecho “su posible” para salvar a Daesh al que trata ahora de salvar en Siria.
 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here