No todo lo que brilla es oro

0

Infomarruecos/Conacentomarroqui

 Austria vive actualmente una ola de racismo e intolerancia, que explotó con los primeros minutos del nuevo año 2018 con el primer niño nacido de origen musulmán.

En realidad, este caso no es aislado de otros en toda Europa, es casi una ideología que se propaga entre las diferentes sociedades del viejo continente donde se avanza como un fenómeno extremadamente preocupante.
   Justo al conocer la noticia del nacimiento de un niño musulmán en  los primeros momentos del nuevo año, se incendiaron los  mensajes xenófobos y de mal gusto como: « deportad a esa basura », « le deseo una muerte repentina » o “cuando tenga 18 será un terrorista”.
     Según el panorama político en este país europeo,  en Austria gobierna actualmente una coalición formada por el partido conservador y la ultraderecha, aupada al poder con el voto de millones de austríacos extremistas que han optado por la vía dura para resolver sus problemas.
  Según la revista española “Gurb”: “Se trata de movimientos políticos que se envuelven en la modernidad de sus lánguidos y rubios líderes con aspecto de universitarios trajeados pero que en realidad esconden lo peor de la bazofia fascista del siglo XX. Europa está podrida de odio y fanatismo desde Varsovia hasta París, pasando por la dulce Viena de los alegres valses, saltos de esquí y niños cantores de año nuevo”.
   De hecho, “detrás de esas campañas de odio que surgen más o menos espontáneamente al calor electrónico de Internet está el rechazo al refugiado y el pánico al yihadista. Ahora la han tomado con un tierno bebé musulmán”.
   Nos resistimos a creer que hay individuos siniestros dispuestos a justificar la supremacía de razas, y el infierno de la guerra. Pero esos monstruos existen, están ahí, entre nosotros, avanzando y comiéndonos el terreno con sus ideologías nauseabundas. Son reales y son capaces de lanzar su aliento fétido y rabioso contra un bebé inofensivo que aún no ha abierto los ojos.
    “Si la buena Europa, la Europa de la razón, las ideas civilizadas y los sentimientos humanistas no reacciona ya, si no despierta de inmediato, todo estará perdido para siempre. Y la pesadilla volverá a hacerse realidad”.