Nos vamos con… « Radio cero »

0
¿Imaginaste alguna vez la posibilidad de aprovechar las vacaciones en la playa para agarrar una botellita, sumergirla en el agua de mar y llevarla a tu casa para su consumo? Parece que esta es la nueva moda en muchos países del mundo que ya encontraron los beneficios de ingerir agua de mar para curar al organismo de diferentes dolencias. Es que el agua de mar contiene todos los minerales y oligoelementos que nuestro cuerpo necesita para recuperar el equilibrio: calcio, sodio, potasio, magnesio, hierro, silicio, etc. ¿Otras de sus propiedades? Es un poderoso nutriente para las células, sirve como desinfectante y cicatrizante, neutraliza la acidez de estómago, limpia el intestino y el colon, tiene propiedades diuréticas y rebaja la presión. Por esto que  se están propagando sus beneficios terapéuticos y nutricionales en este último tiempo. ¿Cómo beberla? hay que tener en cuenta que el agua de mar es cuatro veces más salada que nuestro organismo y por eso se puede beber tal cual la ofrece el mar, pero en pequeñas cantidades para que no produzca deshidratación, o rebajándola con agua dulce.