Nuestros vecinos del norte El calor de las elecciones

0
48

Tanto allí en España, como aquí en marruecos vivimos con el sofocante pre (probablemente en España) y pos (en Marruecos) periodo electoral.

Aquí, todos los indicios apuntan hacia, por ahora, más que probabilidad de que no se va a reeditar lo que podríamos llamar el “modelo español”…. En materia política y en la de gobernabilidad. Pero, eso sí, tampoco lo podemos jurar… también por ahora.

Allí, más que indicios es una certeza de que el rey Felipe convocará una última ronda de consultas los próximos días 24 y 25 para constatar si algún candidato reúne los apoyos necesarios o, en caso contrario, convocará elecciones.

Pero allí, en España, la Constitución lo define claramente. Aquí, en Marruecos el artículo 47 de la Constitución al respecto estipula: “el rey nombra al jefe del Gobierno en el seno del partido político que llega al frente de las elecciones de los miembros de la Cámara de representantes y habida cuenta de sus resultados”, dejando la puerta abierta par en par a las interpretaciones, a menudo, perversas y a especulaciones intencionadas.

Afortunadamente aquí, en Marruecos todo el mundo tiene confianza en su soberano y en su capacidad de defender la constitución, la legalidad y por consiguiente la estabilidad de la nación. Lo ha demostrado y todos son conscientes de que lo puede volver a demostrar.

Y entre uno y otro país hay la comunicación. En Rabat EFE ha hecho un extraordinario esfuerzo para hacer llegar y sobre todo interesar a los españoles por el proceso electoral y democrático en este país.

En Madrid, como era de esperar, no hay nadie que nos de cuenta de lo que pasa en el país vecino. Total debemos recurrir a los medios de comunicación españoles con el riesgo de sus colores políticos y sus gustos y antojos partidistas.

¿No? Pues bastaría echar un vistazo a El país, Diario, El Mundo, Vanguardia etc. para comprobarlo.

Por más que intentemos vivir de espaldas, no solo tenemos un legado común, sino también, de cierta manera un presente compartido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here