OPINIÓN Las cosas por sus nombres El Rif y los verdaderos responsables de su subdesarrollo

0
Mokhtar Gharbi: redaccion infomarruecos.ma/conacentomarroqui -Tànger

 

  Pocos saben las verdaderas causas de la realidad actual del Rif, porque no saben la historia de su origen, o por lo menos algunas de estas historias.

     Es verdad que, por lo menos en dos casos y ocasiones, la población de la zona del Rif ha sido brutamente humillada, y después castigada violentamente a través la marginación y la exclusión.
     Es una larga y triste historia. Pero, también es una sola cara de la moneda y una sola fase, porque existe otra cara y otra fase ocultas, que muchos no las conocen, o por lo menos algunos no quieren que se conozca.
    Empezamos,
  Cuando se trata del tema del Rif, casi nadie se refiere a un dato principal y muy significativo para conocer la realidad del tema:
    Nos hemos acostumbrado, casi siempre, a relacionar los problemas del Rif con la política del Estado, su abandono a la región durante décadas y su fracaso en comunicarse con la población, sin duda es una realidad que ha contribuido a profundizar la crisis general en el Rif.
 No se puede descartar esta triste realidad, pero, cuál  es el otro dato?
   Desde los principios de los años sesenta, y después de los tristes acontecimientos del año 1958, los ricos del Rif, particularmente de Nador y Alhucema, vendieron la mayor parte de sus propiedades y se dirigieron hacia el oeste, en dirección a las ciudades de Tánger y Tetuán, en particular, y otros emigraron a Europa. Las dos partes causaron el caos en la región del Rif, y de ende, Nador se considera como una gran reserva financiera, casi la primera en Marruecos.
   Estos datos nadie les integró en el estudio y en los  análisis de la triste situación en la región del Rif. Pero, para qué servían y porque los recordamos ahora? Pues, los rifeños, en aquel tiempo y desde siempre, debían levantar el reto, agarrarse a su tierra, invertir su dinero en ella, sus talento y sus fuerzas en su región, crear iniciativas de desarrollo, promover el trabajo y construir su futuro y de sus hijos y nietos, y esperar el momento o los tiempos adecuados para que los del centro vuelvan a su sano juicio.
    Además, una buena parte de los jóvenes rifeños optaron por la política para construir su futuro, un falso futuro, de manera errónea, mientras podían hacerlo allí, en su tierra natal, pero no querida según se probó después, y según lo vamos a contar.
   Son errores, cometidos por el Estado y por los propios rifeños, que, ambos, causaron todo el malestar de la región y de su pueblo, y que han sido el origen de los actuales acontecimientos.  
  Ahora que una parte, por lo menos, el Estado, reconoce la gravedad de la situación, la otra parte no tiene más remedio que esperar en paz los frutos de las nuevas iniciativas. 
    Por qué los jóvenes rifeños de aquella época cometieron el error de abandonar su tierra, y al mismo tiempo, no beneficiaron ni a su tierra ni a donde viven actualmente, particularmente en Tánger, donde cometieron graves errores vendiendo su Rif para fastidiar la vida de otros en Rabat, en Tetuán y en otras partes, repito, particularmente en Tánger.
     Aquí en Tánger, empezaron por crear una asociación, que no tiene nada de social ni de cultura, porque esta asociación se utilizó como un brazo político, que sus consecuencias las hemos vivido intensamente en tiempos del caos total, donde se apoderaron de las comunidades urbanas, de la administración, de la alcaldía, del anejo de una ciudad a la región y últimamente del consejo de la región.
   Citando la asociación, que en estos días celebra su festival en Tánger, que causó fuertes críticas por el contenido de su programa, especialmente en invitar y organizar un encuentro con una de las más detestadas  en el mundo árabe y musulmán por su desviación intelectual y sus ataques a todo lo relacionado con los principios del Islam, que las repitió violentamente en este encuentro celebrado en Tánger hace dos días, la denominada Nawal Sahdaoui, una mujer de carácter y mente violentos, rencorosos, sucios, pervertida moralmente y de comportamiento similar a los animales. Una mujer de pensamientos extremistas y una sinvergüenza. La llaman la embajadora del diablo. Además, los responsables de esta asociación insistieron en que sea (invitada de honor), que a ella misma le falta este honor.

   

 

 

 

 

.