Otro ejemplo de la atrocidad de la prensa española

0
Mokhtar Gharbi

Infomarruecos/Conacentomarroqui

    Los de la agencia española de noticias EFE y los de su representación en Rabat, Marruecos, saben exactamente que se trata de un secuestro, saben quiénes son los secuestradores y saben dónde están retenidas las secuestradas, pero quieren hacer creer a los ignorantes del caso que “aunque vuela, es una cabra”. Alucinante, Santo dios, porqué esta prensa y estos periodistas se ridiculizan  de esta forma tan excéntrica, estúpida y tonta.  

   A éstos y a los quienes no saben cómo se hace enterrar las verdades, les aclaramos a continuación las cosas como son y no como les hacen creer a los otros:

(1) las secuestradas están en una tierra que se llama campamentos de Tenduf, ocupada por Argelia, y donde les tiene retenidos los saharauis marroquíes.

(2) los secuestradores son una banda de delincuentes, terroristas y separatistas que se hacen llamar (polisaristas), protegidos, y al mismo tiempo  gobernados por los militares y los servicios secretos argelinos.

(3)Estas verdades y otras más, que esta agencia española oficial de (no noticias) y otros medios de comunicación españoles, y los que trabajan para ellos, si cualquiera pretende oscurecerlas, el asunto no saldrá de ser una grave enfermedad que se llama “marruecofobia”.

(4)Lamentablemente, en este siglo todavía el alma y el espíritu del que era ministro de propaganda nazi, está apoderando del alma y del espíritu de algunos periodistas, no sólo en España, también en otros sitios, pero en España llegó a ser una enfermedad.  

A continuación les dejo con este….no sé qué llamarlo, y juzguen ustedes mismos cómo se hace manipular las noticias, los hechos, y también la historia e la geografía. Si cualquier medio o periodista no respeta la deontología de la profesión periodística, seguro que sólo vomitan chorradas.

 Es de señalar que hace pocos meses un estudio de un centro inglés muy fiable y referente en todo el mundo, tachó a la prensa española como la más peor del mundo, en todos sus aspectos. Después les recordaremos de este valioso estudio.

Recogen 1.200 firmas para pedir vuelta a España mujeres retenidas en Sahara

    Un total de 1.200 firmas se han recogido durante una concentración en Sevilla para pedir que 50 jóvenes mujeres saharauis regresen a España con sus familias de acogida por entender que están retenidas en el Sahara (¡?) contra su voluntad.

     Durante dos días se han concentrado un centenar de personas desafiando a la lluvia frente al Ayuntamiento de la capital hispalense, personificando su petición en el caso de Maloma Morales, retenida por su familia biológica en el Sahara desde hace 14 meses y con domicilio en la localidad sevillana de Mairena del Aljarafe.

     Madres de acogida y otros miembros de familias de acogida de otras jóvenes saharauis han participado en la movilización y denunciado que tras haber pasado en España hasta trece años en acogimiento han regresado para visitar a sus familias biológicas que les han impedido el regreso.

     En el manifiesto que se ha firmado se recoge que se exige al Gobierno español « un paso adelante, como se ha hecho en casos anteriores, y que proceda a cortar todas las formas de apoyo, institucionales, económicas y financieras, al Sahara (¡?) y al movimiento de Asociaciones de Amistad con el Pueblo Saharaui hasta que Maloma, Darya, Nahjiba y Koria puedan ejercer libremente su derecho a regresar inmediatamente a España, como es su deseo ».

     Las 1.200 firmas recogidas se unen a las 1.500 que ya tenían recogidas los convocantes de esta movilización, que afirman que seguirán en sus reivindicaciones con próximas acciones.

     Tres de las familias españolas afectadas han superado ya la acción judicial, concretamente las de Nadjiba Mohamed Belkacem, Koria Badbad Hacer y Darya Embarek Selmahan, y han presentado una denuncia ante el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU para que se investigue su caso.

     Se trata de una denuncia firmada por las familias Contreras Calvo, de acogida de Nadjiba; Mañogil Campillo, de Koria; y Deniz Hernández, de Darya, que piden que la ONU intervenga en la retención ilegal de estas mujeres, que antes de ser retenidas vivían en Rociana del Condado (Huelva), San Miguel de Salinas (Alicante) y María Jiménez (Tenerife), respectivamente. EFE