Polisario: Balances “a escondidas” Khalil R’Guibi

0
Una ayuda humanitaria de la que solo llega a las poblaciones de los campamentos el 30%

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis

Un caso excepcional en el mundo… un caso patológico: los ministros” del Polisario se reúnen para presentar sus balances en sesiones a puerta herméticamente cerrada. ¿Para qué?
Responde uno de los voceros de la propaganda polisarista “Futurosahara”. Los éxitos y el imparable avance de la diplomacia marroquí en todos los sentidos. Y agregamos nosotros: y los repetidos, sucesivos e “infrenables” fracasos y reveses del Polisario y su mentor argelino.
Es más y más directo: la iniciativa por el cambio, no del Sahara, sino de los halcones argelinizados de la cúpula polisarista que comienza a sacudir muy fuerte estos campamentos de Tindouf hasta el punto de que un oficial argelino gritaba a una multitud de que si siguen así “os vamos a echar de Tindouf”. Respuesta intempestiva a una exclamación imbécil: “Pues que lo hagan lo antes posible así volveremos a nuestro país: Marruecos”.
Ni las “maniobras” militares ni las incursiones en Guerguirat ni todas las convulsiones juntas pueden salvar al Polisario de un fin anunciado.
El “ ¡Sálvese quien pueda!” ha comenzado y los campamentos conocen los días más sombríos de su vergonzosa existencia.
 
 
 
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here