Polisario/Argelia ¡Última llamada! Khalil R’Guibi

0
En Tindouf pero convergiendo sus tristes miradas hacia su pais: Marruecos

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

El desmantelamiento de una célula terrorista con vinculaciones con Daesh y con el Polisario parece haber caído en estos campamentos de Tindouf como un jarro de agua fría.
La cúpula de la banda espera instrucciones de Argel para formular una negación o un desmiente. Desde Argel no hay indicios de que esto ocurra porque los hombres del anquilosado régimen tratan de desenmascararse de una revelación de esta talla.
La cúpula polisarista está en un aprieto: ha caído uno de sus hombres enlaces con Daesh… y lo peor es que caerán muchos otros… todos.
Pero no es solo Argel que se desmarca, muchos en estos campamentos se desmarcan de unas milicias terroristas con relaciones con Daesh y otros grupos terroristas. La falsa ilusión de una autodeterminación se convierte en una reconversión al terrorismo.
Desde ayer los peones de Argel recorren los campamentos tratando de borrar los indicios de cara a imposible interés internacional por este tipo de relaciones del Polisario.
Mientras tanto se teme que se vuelva a investigar a todos los llamados “Polisario del interior” incluidos los de Gdim Izik por sus eventuales relaciones con Daesh u otros grupos terroristas.