Política y psicología popular Mi peluquero y yo Aves de rapiña…

0

Mi peluquero está triste. Dice doblemente triste. Dice que le duele lo que sucedió con el joven vendedor de pescado de Al Huceima, Mohcine Rizki y le consterna la actitud de algunos que llama “oportunistas políticos”.

–      No. Yo creo que nadie tiene derecho de aprovechar el dolor de los demás y menos aun invertirlo de manera política.

–      Te refieres a lo de Al Huceima

–      Si a la trágica muerte que todos los marroquíes sienten y condenan y a los intentos de algunos de aprovechar la tragedia para fines políticos y que nadie puede ni debe aceptar

–      Demagogia

–      Lo que no han podido obtener de manera normal y correcta lo tratan de usurpar en medio del dolor y lagrimas

–      Te digo una cosa: los marroquíes no tienen ni un solo pelo de tontos. Ven y toman nota y lo han demostrado en las urnas el pasado día 7.

–      Yo digo que esta hubiera podido ser y sigue siendo una gran oportunidad para dar una debida corrección a los que violan las leyes y desprecian a los ciudadanos que no sonj pocos y que todos sabemos donde están y para quién trabajan

–      En efecto. A este respecto te recuerdo que nadie va a olvidar las instrucciones reales. Todos vamos a estar al loro

–      Ojalà…