Política y psicología popular Mi peluquero y yo Las virtudes del verdadero patriotismo

0
Shiny blond and brown hair with hair cutting shears and comb isolated on white

 

 

 

Parece que mi peluquero ha hecho del día de hoy su ocasión para lecciones de moralidad.

  • Si, en efecto yo y todos los que nacimos estrellados y no como algunos con estrella, no tenemos más que este país: Marruecos. No como ellos que tienen doble o triple nacionalidad: francesa, española, americana, canadiense y hasta italiana y sueca

  • ¿Por qué lo dices?

  • Porque me preguntabas hace poco por qué tanto interés en la política

  • Te lo preguntaba porque constataba que te costaba tu humor y tu quietud

  • Si el país va mal y sin gobierno, no me digas que va bien, no es correcto que me sintiera bien o contento

  • Todo se arreglará

  • Entonces mi humor volverá a arreglarse también. En espera si yo, el otro y todos no nos interesemos por las cosas del país, te prometo que ninguno de nosotros puede garantizar su presente ni futuro

  • Sí, pero tú haces de la formación del gobierno la prioridad de tus prioridades

  • Que no me pidan votar peo no interesarse por las cosas fundamentales del país como la formación del gobierno

  • Es que hasta la prensa ha dejado de hablar

  • ¡Esta prensa! ¿Qué es lo que le queda por decir? Benkiran no dice esta boca es mía. Akhannouch tampoco. Pero lo curioso es que Lechgar después del OK de su comité central y después de afirmar que no exigía nada a cambio de su participación en el gobierno parece haberse dado marcha atrás

  • Por algo será

  • Efectivamente razones no le deben faltar pero que tenga la misma valentía de Youssoufi, de Abderrahim Buhbid etc.

  • ¡Amigo! Estos son inigualables…