Política y psicología popular Mi peluquero y yo Nosotros y nuestros huéspedes subsaharianos

0

 

Mi peluquero cree que las autoridades locales y hasta nacionales deben “tomar cartas en el asunto de los enfrentamientos entre jóvenes casablanqueses y emigrantes subsaharianos”.

– No hay derecho. La legendaria hospitalidad marroquí aconseja zanjar este asunto con la mayor celeridad y lo antes posible
  • ¿A qué te refieres.
  • A los enfrentamientos entre jóvenes del barrio y subsaharianos 
  • afincados, desde hace anos, en un improvisado barrio de latas en Casablanca
  • He leído algo al respecto
  • Pues es grave
  • ¿Cómo?
  • Grave porque no somos Argelia. Somos un país que se ha comprometido a hacer de su vocación africana su estandarte para el desarrollo Sur-Sur
  • ¿Y qué tienen que ver brotes de esporádicos choques entre comunidades?
  • Que la hospitalidad es el primer eslabón de esta nueva relación asentada por nuestro país desde su vuelta a la UA
  • Pero parece que los subsaharianos abusan
  • Esto es lo que dicen los xenófobos. Al contrario yo los encuentro realmente educados, respetuosos y profundamente agradecidos a nuestro país
  • Y…
  • ¡Déjame terminar!
  • OK
  • Que se consideran marroquíes y es un noble siglo de gratitud como acabo de decir por ello quieren o por lo menos aspiran a tener unos derechos que no tienen
  • Exactamente
  • Los deben tener. En espera se les debe respetar, cuidar, considerar y ayudar
  • Estoy totalmente de acuerdo contigo
  • Para ello los poderes públicos deben intervenir lo antes posible para zanjar el “conflicto” y, de ser posible, recompensar a los dañados del barrio quemado.