PROGRAMACIÓN CULTURAL DEL INSTITUTO CERVANTES DE TÁNGER    ENERO 2017

0

 

 

Fecha: 10.01.2017.

Presentación del libro: Un viento de madera.  A las 19.00 h

 

Es este un libro fuera de lo común: no solo recoge poemas y prosa poética de exquisita belleza y sensibilidad en versión trilingüe español-francés-árabe, sino que combina los textos con fotografías del propio autor conformando un libro-arte que cualquier afi­cionado a la poesía y/o a la fotografía querría tener en su biblioteca. Esta sugerente antología de palabras e imágenes está prologada por el dramaturgo José Monleón, la poeta Ana Rossetti, el profesor Abdellatif Limami (Universidad Mohammed V de Rabat) y por Huguette Bastin, Presidenta del Círculo Literario de la Unión Europea. Es, además, uno de los pocos libros editados en España en el que aparecen textos en amazigh, el idioma del pueblo bereber.

Fecha: Del 10.01 al 20.01.2017.

Inauguración de la exposición: Nawras. La ciudad y su testigo, de Farid Othman-Bentria Ramos.

Inauguración a las 19.00h

 

Nawras, gaviotas, como testigos mudos y narradores omniscientes de las ciudades en las que habitan y que las habitan. Esta exposición propone, a través de tres espacios convergentes, introducir al espectador en el interior de una manera de ver el mundo, la de un tangerino que propone dos alas y descubre el ojo por el que capta evocaciones de su ciudad donde quiera que éstas habiten. Bienvenidos a este primer viaje de Nawras.

 

Del 24.01 al 17.02.207 –

 Exposición “Reflejos

 

La exposición recoge la mirada de tres jóvenes fotógrafos tangerinos que a través de sus cámaras reflejan, cada uno a su manera, la realidad diversa de esta ciudad multicultural. Las fotografías expuestas son, pues, el reflejo tangerino de un mundo que se percibe a través del espejo del Estrecho, que, como todo espejo, nos da otra perspectiva de las cosas.

Las imágenes de Tánger que forman parte de esta muestra son la imagen especular de estampas que muy bien podrían encontrarse en Andalucía: los paisajes, los tipos, las calles, pertenecen a un mismo mundo clásico que se ha ido configurando durante siglos en este rincón del Finisterre mediterráneo por el que pasaron y permanecieron fenicios, romanos, godos, árabes, portugueses, españoles, dejando su indeleble huella en las dos orillas de lo que se ha dado en llamar “La calle de agua”.

Cada uno de estos jóvenes artistas ha sabido captar la esencia de Tánger conforme a su propia visión de la realidad. Unos han preferido servirse de imágenes cotidianas de la ciudad para, con el juego de perspectivas, luces y sombras, mostrar los contrastes que la conforman. Otros han optado por un lenguaje simbólico, por la belleza del símil floral para expresar la diversidad cultural. Al final, todos ellos, más allá de su particular perspectiva, reflejan las múltiples facetas de un viejo mundo con mucho futuro.