Rabat, esta mañana Desmantelamiento de una red criminal especializada en falsificación de documentos y uso de documentos falsos, uso de falsificación e inmigración ilegal, (DGSN):

0
sede de la DGSN en Rabat

La Brigada Nacional de Policía Judicial (BNPJ), en estrecha colaboración con los servicios de la Dirección general de Vigilancia del Territorio (DGST), ha desmantelado esta mañana una red criminal especializada en la falsificación de documentos, uso de documentos falsificados la y la inmigración ilegal, activa  en varias ciudades marroquíes.

En un comunicado, la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) indica que las indagaciones e investigaciones realizadas hasta la fecha han dado como resultado la detención de diez personas, entre ellas una joven en Fez, Meknes, Rabat y Boufakrane, agregando que ocho de ellas están directamente relacionadas con las actividades de esta red criminal, mientras que otras dos son sospechosas de ser candidatas a la inmigración ilegal.
El procedimiento seguido por los miembros de esta  red delictiva consistía en falsificar documentos de visados Schengen para la obtención de registros, incluyendo certificados de trabajo, salarios y extractos de cuenta, y gracias a la complicidad de un empleado de un consulado europeo acreditado en Rabat que emitió visados ​​genuinos en documentos falsos a cambio de grandes sumas de dinero, informa la DGSN.
El empleado del consulado en cuestión es uno de los detenidos en relación con el caso por su supuesta participación en la red criminal, agregó la fuente, por lo que el principal instigador de estos crímenes, los otros participantes y cómplices especializada en la falsificación de certificados y declaraciones, así como los intermediarios en operaciones de inmigración irregular, también fueron detenidos.
Las búsquedas han desembocado en la confiscación de registros falsificados para obtener visados, pasaportes, copias de documentos de identidad y certificados de nacimiento, además de cheques bancarios y recibos de transferencia de dinero en nombre de la red, en algunas de las cuales las cantidades alcanzan los 30.000 dirhams por transferencia, además de equipos electrónicos, teléfonos móviles, dinero e invitaciones a las competiciones profesionales.
La BNPJ continua su investigación y búsquedas en este caso que requirió meses de investigaciones, para detener a todos los implicados en estos crímenes, poner luz sobre su posible colusión además de tomar el botín de estas operaciones criminales, dice la declaración.