Reflexión para empezar el día Isabel y Fernando Desde Madrid

0

Ya lo dijo Winston Churchill en la segunda guerra mundial:”los que son anti-fascistas hoy son fascistas mañana”. Estaba en lo cierto. Es duro reconocerlo más cuando la mayoría de los españoles son gente de bien. Reconozco cuando por primera vez aterricé en Bruselas, clamé al cielo buscando mi querida Madrid.19 años dan para tanto, con sus altibajos pero en general mereció la pena. Tetuán por añoranza y Madrid por afecto son indisociables para este corazón huérfano de alegría y de amor.

No quiero ser dramático, exagerado ni mucho menos alarmante. Entiendo que en todos sitios cuecen habas, por tanto, buenos y malos existen en todas partes. No todos somos buenos ni los españoles son todos malos. Desgraciadamente, se está brotando un sentimiento sin razón hacia todo lo que huele a Islam. Por tanto el Islamofobia empieza a dar sus coletazos en España. Es preciso pues que alguien tomara el asunto en serio. No me extraña que la Familia Real Española haya mostrado su preocupación por este fenómeno. Recordemos que el país insular ha conocido el mayor drama humano cuando tuvo que expulsar por doctrina religiosa a sus propios correligionarios. Hoy con la crisis y con muchos Niní deambulando en la sociedad, el Islam y la inmigración se han convirtiendo en la válvula de escape. Vaciar la ira en las menorías se ha convertido en la mejor terapia.

Dejando de lado esta precisión, me han chocado hoy unos comentarios que fueron publicados en un periódico español que publicó una noticia de una musulmana que ganó un pleito a una empresa en palma de Mallorca. El veredicto del juzgado de lo social número 1 ha obliga a la contrata a readmitirla y a indemnizarla  debido a que la empresa la ha suspendido de empleo y sueldo por llevar el” Hijab”. No voy a entrar a debatir la imagen de la empresa o el derecho fundamental de la trabajadora .Para eso está la justicia. La tenemos que respetar tanto en cuanto nos da la razón o cuando nos la quita. No en vano es ciega. A mí, lo que realmente mi intriga son los comentarios de algunos lectores que expresaron lo siguiente:

– Me parece fatal, se tienen que adaptar .En España lo prohibiría absolutamente excepto cuando están en sus casas…

-Los líderes islámicos han prometido conquistar Europa por medio de sus costumbres. Abran los ojos, esto no es Islamofobia…Llegará el momento en  que Europa sea irreconocible….

-,…Vienen los retrógrados de otras religiones a imponer sus leyes

-si la empresa contratase personal español europeo, este problema no lo tendría.

-Dentro de 100 años todo el planeta será islámico y el Corán será su constitución.

No creo que sea preciso seguir anotando más comentarios, para no aburrir al lector y causarle un monumental  enfado. Lo único que  nos lleva es perder la razón y validar a estos iluminados de poca monta. Desgraciadamente cada vez hay más, populismo puro y duro que recae en la mente de esta gente incapaz de analizar por sí misma. Nadie ha dicho si la trabajadora es musulmana de origen o española conversa. Hemos adoptado el derecho fundamental para que haya una convivencia, un respeto a las creencias. El radicalismo es caldo de cultivo para quienes quieren acabar con nuestra forma de vida. No damos motivos para que vuelva la inquisición. En cualquier momento nos saldrá una Isabel. Fernando lo tenemos en la otra orilla.