Reflexión para empezar el día Marruecos /España: Hacia un pacto de reciprocidad Desde Madrid

0

“La culpa la tenía Marruecos”. Escueta  y concisa fue supuestamente  la respuesta del señor Rubalcaba cuando era Ministro del Interior del Gobierno de España. Es al menos lo que a mí me transmitió un amigo, uno de aquellos que llevaban la foto del señor Zapatero en su perfil de wassthapp, cuando le pregunté indignado sobre los motivos por los cuales España no ha firmado con Marruecos.

En un gesto loable, lleno de democracia interna, España firmó  en 2009 acuerdos con países como Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela, así como Burkina Faso, Cabo Verde, República de Corea, Islandia y Nueva Zelanda., los dos primeros fueron Columbia y Perú, acuerdos sobre el ejercicio de Derecho de Sufragio Activo para los Ciudadanos  Extranjeros No Comunitarios residentes en España en las Elecciones Municipales. Bien es verdad, que se ha mostrado abierta en aquel entonces  a ampliarlo a los demás países una vez que adapten sus legislaciones nacionales al artículo 13.2 de la Constitución Española. Visto así quedaba Marruecos. Casi 500.000 personas pasábamos desapercibidos. No existíamos y nadie se paraba a pensar en nosotros. Escuchar democracia participativa, integración ciudadana, igualdad,una persona un voto, parecía un discurso que no iba con nosotros.

Una vez  organizadas  las elecciones  Municipales  en España, los marroquíes  fuimos meros espectadores. Ocasión perdida para  reivindicar mejorías y control en los ayuntamientos

La nueva  constitución marroquí sin embargo del 2011 contempla este punto en sus artículos. Por tanto ya no hay motivo para que los dos países no  se sientan a firmar el acuerdo de reciprocidad. El status quo no es más que una excusa barata que impide al Colectivo Marroquí Residente en España a integrarse de una forma real y positiva. Sólo así podemos pasar de inmigrantes a ciudadanos y dejar de estar marginados.