Reflexión para empezar el día Señoría: El Ghali está, estaba, estuvo  en Nueva York Desde Madrid Tarik Amhih Al mohajjir

0
Crece el descontento y la crispacion en los campamentos

Si alguien en la Audiencia Nacional tiene pensado llamar a declarar al Secretario General del Polisario y no sabe dónde localizarle, en voz alta digo que está hoy viernes 17/03/2017 con el Secretario General de la ONU el Señor Antonio Gutteres, según una Agencia Argelina. Se reunirá luego con algunos miembros permanentes y no permanentes del Consejo de Seguridad.
Desde el miércoles está de shopping y para quitar el jet-lag por Nueva york lo mejor una billetera de camillo. Evidentemente esta gente no va a los hostales sino a los mejores hoteles donde hay mejores servicios. Estará, está o estuvo dependerá de la agilidad en cursar una orden de busca y captura y sólo así podrá ponerse a disposición del señor juez don  José de la Mata, quien a finales del año pasado le había  llamado a declarar por una querella presentada por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadesh). Denuncia que refleja  el trato sufrido en Tindouf “por los prisioneros de guerra, así como por los propios ciudadanos saharauis, especialmente por los de origen español, a manos del Frente Polisario”. Se calcula casi 800 desaparecidos. En efecto, se suponía que iba a asistir a mediados de Noviembre a un acto propagandístico en España. Sin embargo, una vez avisado declinó  su presencia. Cabe señalar que  una  denuncia  similar en contra del reo fue archivada dos ocasiones ante la dificultad para obtener  datos de filiación y para identificar a las personas querelladas.
Lo curioso es que el Ghali, que representa el ala militar desde el inicio del Polisario ostentó en su proclamación el 27 de Febrero de 1976 “ministro” de defensa y según parece permanecerá en el poder como su homólogo Butefliqa hasta que la muerte les separe. Alma y poder se dan la mano superando la fusión de alma y cuerpo de platón. Recordemos  que El Ghali ha sido elegido en marzo del año pasado por una asamblea  extraordinaria  tras la “desaparición” repentina de su antecesor Abdelaziz el marrakchí y tras unas supuestas elecciones organizadas por Argelia donde solamente hubo  2433 votantes  o suscriptores a la misma. Proceso que viene a echar a tierra el censo del propio Polisario y sus voceros. Aquellos que vienen  presentando un número de más de 120.000 refugiados, se han quedado retractados y pillados por faltar a la verdad. 2433 habitantes es  menor que   cualquier pueblo de Marruecos. Aquellas elecciones, vienen a demostrar la honradez y la limpieza del proceso electoral. Alguna cosa habrán dicho los observadores, la prensa, las ongs y cualquier parafernalia que les dan voz y dinero. En este sentido mutismo y complicidad compartidas. Por tanto es legítimo preguntar a quién realmente representa El Ghali. Este antiguo renovado al que le quieren dar potestad de hablar en voz de todos cuando la realidad demuestra que no representa ni a si mismo.2433 votantes en la edad de votar es señal inequívoca que pueden estar hoy en los campamentos alrededor de 5000 personas. Los 120.000 que supuestamente dicen que hay es una falacia que cae por su propio peso. De origen marrakchí como su antecesor, el templo de sus ancestros en RHAMNA aún le está esperando para que vaya a visitarlo como hicieron sus parientes y familiares más cercanos. Por tanto El Ghali por más que le pese  es un saharaui marroquí. En este sentido, Argelia ha  evitado designar un saharaui Argelino, (Ould Al Bouhali)por ejemplo. Con ello  pretende que haya un problema entre marroquíes y no un problema marroquí argelino. Por tanto, los que han elegido a El Ghali son aquellos argelinos de origen marroquí. De ahí cabe preguntar sobre el paradero de los verdaderos argelinos y señalar pues  que Argelia está metida en un conflicto marroquí.
 Es tiempo hoy de acentuar que El Ghali carece de legitimidad representativa. Aferrarse al poder unos y no querer verlo otros sólo conlleva el sufrimiento de gente inocente  y alarga un problema que tarde o temprano tocará su fin.