Sahara Occidental Marroquí  Los sueños y pesadillas de Argelia Letrado Saad Sahli

0
El letrado Saad Sahli del Colegio de abogados de Rabat

 Un mes falta para la reunión del Consejo de seguridad que, como se sabe será consagrada a la evolución de la situación en el Sahara marroquí y como sucede en parecidas circunstancias y en parecida fecha del año, Argelia emprende una desenfrenada carrera contra reloj y contra la lógica para frenar el inevitable avance de Marruecos en el expediente de su integridad territorial.

 Indicios de estos coletazos, la diplomacia argelina recurre el mundo con pasos precipitados arrastrando a su Polisario
De esta forma, una delegación del Polisario orientada con mando a distancia desde la embajada argelina en Moscú, fue recibida en la Douma (Parlamento ruso).
Evidentemente Rusia sabe lo que es este expediente y sabe también lo que juega. De hecho los retos de la reunión de abril del Consejo de Seguridad no concierne más que al estatuto de la MINURSO y a un informe sobre la situación del nuevo Secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, asimismo buen conocedor del expediente.
Así que, no sería exagerado afirmar que a Argelia se le acaban los huecos por donde solía colarse, pero le queda el sentido común y la posibilidad de recuperar el tiempo horriblemente dilapidado en sus infructuosos atentados contra Marruecos, su integridad territorial y contra todas sus causas nobles, justas y legitimas.
El “numero” de Moscú, urge aclararlo, obedece a una imperiosa necesidad de buscar balones de oxigeno a una situación insostenible en sus campamentos de Tinduf e incluso en la propia Argelia. En la primera donde la población se muestra nerviosa y está al borde de la explosión y en Argelia por la irrespirable situación socio-económica del país.
Lo de siempre: un enemigo exterior. Una píldora a la que recurre el régimen argelino cada vez que está a un ápice de la quiebra… como ahora.