Sahara:  “sexopolisarismo” una modalidad de militancia (*)

0
Enorme Khaima Sex'Shop montada en un lado discreto de los campamentos de Tinoduf que sirve para este tipo de circunstancias Hasta donde ha caida la dignidad sahraui!
 No son sólo los viajes de pedófilos y degenerados italianos que se repiten con frecuencia a los campamentos saharauis en Tinduf, en Argelia, bajo la mirada cómplice y protectora de los militares argelinas. No es sólo el escándalo de los menores saharauis cedido(a)s en adopción ilegal a familias españolas para fidelizarlas.
Es todo un negocio mafioso del sexo que les va muy bien a los corruptos jefes del Polisario, de tal suerte que se metieron de lleno en el ilícito, disfrazado de actividad “solidaria,” y que, además de alegrar las noches de los separatistas, les rinde mucho en términos económicos y políticos.

Hace exactamente tres años, denuncié las vergonzosas Jaimas de promiscuidad operadas en los campamentos rentados y administrados por el Polisario en Tinduf y usadas como centros de juerga nocturna y libertinaje, con la participación de invitadas e invitados extranjeros en viajes de “solidaridad” y mujeres y hombres saharauis, con una animación caribeña.
     Hoy en día, los proxenetas polisaristas siguen operando esas grandes Jaimas como Coliseos en la antigua Roma para así, entretener a su Corte y animar a la legión de los depravados reclutados en Europa para aportar ayuda y prestar servicios “humanitarios” a los habitantes de los campamentos
La modalidad sigue válida para Europa, pero no tanto para atraer “solidarios” en otros continentes, especialmente los latinoamericanos, por lo que lo(a)s sexopolisaristas aceptan el reto de salir a trabajar en los alejados países del continente, unos como lo que realmente son, una suerte de geishas sin cargo, y otros ofreciéndose para ser delegados, representantes y diplomáticos en misión.

Estos son los “sexopolisaristas”,  el nuevo ejército de militantes en acción en América Latina y el Caribe, de los pocos que ahora dan la cara pero que irán mostrando su morena piel en los Mares del Sur. Quien más y mejor entiende del tema es el “canciller de la república”, conocido ya por sus repetidas escapadas caribeñas en compañía de redonditas escandinavas.
Fuente: Agencia Notilamar

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here