Sahara: Un millón de euros extra del Cabildo de Gran Canaria financia al Polisario Por Hassan Achahbar

0

 

     El grupo Popular (PP) en el Cabildo de Gran Canaria criticó, el jueves, al presidente del gobierno insular, Antonio Morales, por destinar un millón de euros del presupuesto del año 2017 a la compra de gofio para los campamentos del Polisario en Tinduf.

Hassan Achahbar es uno de los mejores expertos marroquies en cuestiones latinoamericanas
     El gofio es un alimento básico (de origen Amazig, hecho de cereales, tostados antes de moler), que jamás debe faltar en las mesas de las familias del Archipiélago. No obstante la escasez del producto, Morales decide liberar un millón de euros extra para la compra del preciado producto y su envío a los campamentos del separatismo saharaui en Argelia.
      “Se trata de una cantidad excesiva que bien se podría dedicar a mejorar las condiciones de vida de miles de familias de Gran Canaria que se encuentran en riesgo de exclusión social o con serios problemas para cubrir sus necesidades más básicas”, afirma portavoz del PP en la Isla, Felipe Afonso El Jaber.
     En nota retomada el viernes por la prensa del Archipiélago, el portavoz popular en la Isla critica las obsesiones personales de algunos miembros del gobierno de Antonio Morales anclados en los años 70,  “cuando la única prioridad era la compra de gofio para el Sáhara”.
     “Por desgracia, los grancanarios padecemos un gobierno que sigue anclado en el año 79, en la época de la UPC (la coalición izquierdista Unión del Pueblo Canario), cuando la única prioridad era la compra de gofio para el Sáhara, mientras muchos grancanarios siguen sin contar a día de hoy con recursos suficientes para poder vivir en unas condiciones mínimamente dignas”, lamenta.
     Agrega: “sin perjuicio de las ayudas que ya se destinan a acciones solidarias y programas de cooperación internacional, la prioridad del Cabildo debería ser la lucha contra las bolsas de pobreza que todavía existen en la Isla, o la atención a muchas familias que ni siquiera pueden dar de comer a sus hijos tres veces al día”.