Tercera visita de Nicolás Maduro a Argel en tres semanas: Huele a quemado Por Hassan Achahbar

0

 

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, realizó el martes 3 de octubre una escala de dos horas en Argel, previa a su gira relámpago por Rusia, Bielorrusia y Turquía.

Hassan Achahbar especialista de América Latina
Lo cierto es que esta tercera escala/visita del presidente bolivariano a Argel en tres semanas huele a quemado y bien podría estar relacionada con la situación en el país magrebí como con las sanciones económicas estadunidenses contra el régimen chavista.
Hubo artilugios para la distracción y hasta sobrio tiempo y espacio para una perlita que se le escapó al canal estatal Venezolana de Televisión (VTV) que sitúa a Argelia entre los “cincuenta y cuatro países que forman el continente africano”, limitando “al oeste con el territorio no autónomo de Sahara Occidental y Marruecos”.
Durante su escala argelina, Maduro estuvo acompañado por Cilia Flores, la “Primera Combatiente Revolucionaria” (Primera Dama), Nicolás Maduro Guerra, su hijo y constituyente, Jorge Arreaza, canciller de la República, yerno del expresidente Hugo Chávez, y el hermano mayor de éste, el constituyente Adán Chávez.
Al juzgar por la composición de este núcleo íntimo familiar parece que el bolivariano no viajó a Argel para tratar “en un lapso de dos horas” asuntos de Estado con un autista Primer ministro. Lo hizo, por recomendación de los asesores cubanos, en busca de mayores seguridades que solo le podía otorgar el presidente del Consejo de la Nación Abdelkader Bensalah, en calidad de presidente “interino”.
Quizás ha sido un simple descuido por parte de los portales chavistas que apuntaron a Bensalah como el “homólogo” de Nicolás Maduro. Pero los familiarizados con el estilo imperante en la metodología cubana de gestionar los informativos, que también opera en Venezuela y en Argelia, entienden que nada es improvisado.
Para quienes no lo saben, el presidente “constitucional” de la República Democrática Popular de Argelia, no esAbdelkader Bensalah, sino el anciano Abdelaziz Bouteflika, un octogenario inválido e invisible, pero que nadie ha dado por fallecido y tampoco se ha declarado vacancia presidencial.
No obstante, el siguiente encabezado de prensa: “El presidente de la República, Nicolás Maduro, arribó este martes al aeropuerto internacional Houari Boumediene de Argelia para sostener una reunión con su homólogo local, Abdelkader Bensalah”, ha sido reproducido por Globovisión, a través la cuenta @globovision,(https://youtu.be/WCYxGV1eRhA) y por otros portales tales https://www.elperiodiquito.com/categoria/77/Venezuela , https://www.noticias24hrs.com.ve/presidente-nicolas-maduro-arribo-a-argelia-como-parte-de-su-gira-relampago-internacional/ , http://venezuela.shafaqna.com/ES/VE/1066620  y
http://notiplayerweb.com/2017/10/03/maduro-argelia-dirigirse-rusia/.
Maduro solo puso la nota de color usando las redes Twitter, Facebook e Instagram: “en el aeropuerto de Argel, hemos sido recibidos por autoridades de este hermano país africano” y esta visita permitirá reafirmar “los fuertes lazos de amistad y cooperación que hemos establecido durante estos años y que se proyectan hacia el futuro en la consolidación de las relaciones bilaterales”.
En el video grabado dentro del avión presidencial, Maduro manifiesta que se realizaron en un lapso de dos horas coordinaciones en el tema agrícola, energético, petrolero, temas políticos de la Unión Africana, de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), entre otros.
Quizás un poco cauta y corta, la oficial Agencia Venezolana de Noticias (AVN) informó en solo tres lacónicos renglones sobre la llegada del presidente al aeropuerto de Argel, donde fue recibido “por autoridades de este hermano país africano”.