“Todos somos Mohcine Fikri”: Al Huceima, el ejemplo

0

Los habitantes de Al Huceima han vuelto a manifestar y como las veces anteriores, pacíficamente, sin incidentes a pesar de algunas provocaciones aisladas y en una constante movilización contra los pescadores en aguas turbias que no son compañeros del difunto vendedor de pescado limpio.

Los alhuceimies (habitantes de Al Huceima) han querido rendir otro homenaje al difunto y es, a la vez su deber y su derecho.

Los familiares de Mohcine lo han dicho todo. Lo han aclarado y los han puntualizado, no dejando ningún hueco a los “cazadores de ocasiones”. De hecho, en todo Marruecos desde el trágico fallecimiento del joven Fikri no cesamos de rendir, de una manera u otra, homenajes, sin esperar ni ejemplos ni lecciones de nadie. Así fuimos siempre y así queremos seguir siendo. Pero con nuestra calma, nuestra serenidad y nuestra toma de conciencia aportamos un categórico desmentido, tanto a los que creían que era una siniestra” primavera marroquí” (en este caso es otoño) como a los que esperaban sacar algún beneficio policastro del dolor de los demás.