UA/Presidencia de la comisión   Presiones de Argel y Pretoria

0

En África la diplomacia marroquí batalla en dos frentes: Además de hacer frente a los obstáculos erigidos por la presidencia de la comisión de la Unión africana, debe obtener el máximo de apoyos a favor del senegalés Aboulay Bathily en la carrera a la sucesión de Nkosazana Dlamini-Zuma. Argel y pretoria apoyan la candidatura de la ministra keniata de exteriores. A esto se suma la defección de Chad.

La próxima Cumbre de la Unión africana es para los días 30 y 31 de enero en Adis Abeba. La diplomacia marroquí despliega enormes esfuerzos para integrar definitivamente “su familia institucional” durante esta cita. Los desafíos son múltiples, muchas son las maniobras de Argelia y África del Sur. A esto se suman las maniobras de la presidenta de la comisión de la UA, la sur-africana Nkosazana Dlamini-Zuma. En este sentido, Marruecos debe imperativamente abogar y promover ante sus amigos la candidatura del senegalés Abdoulay Bayhily a la presidencia de la comisión de la organización panafricana. Una misión, según “Yabiladi” que se anuncia un poco delicada habida cuenta de que Argel y Pretoria han traído a otros candidatos, además de defecciones como la de Chad.

Moussa Faki Mohamet, el jefe de la diplomacia de Chad, un país cuyas relaciones están un poco “frías” con el reino a pesar de los últimos contactos de sus dos jefes de Estado, ha decidido sumarse a la carrera. Una sorpresa para los francófonos. El chadita puede contar fácilmente con los votos de Níger, Camerún y de Nigeria. Tres países que se apoyan en el ejército del presidente Idriss Déby para combatir el grupo terrorista Boko Haram.

A menos de una intervención de Marruecos a favor de Abdulhay Bayhily, Gambia, el gran adversario de Senegal, podría inclinarse hacia Chad. Las relaciones entre Marruecos y Gambia son excelentes, habiendo firmado Gambia en julio pasado en Kigali la moción que reclama la suspensión de la fantasmagórica RASD de la UA. En el 2006, el rey Mohamed VI había efectuado una visita oficial a Gambia.

Además de la defección de Chad, el candidato favorito de Marruecos debe hacer frente a la competitividad de la ministra keniata de exteriores, Amina Mohamed que cuenta con el respaldo de Argelia y de África del Sur, los cuales apuestan por ella solo para cortar la vía al candidato favorito de Marruecos. Como recompensa, la Amina Mohamed ha denunciado lo que ha llamado “el boicoteo de Marruecos a la reciente Cumbre afro-árabe”, defendiendo incluso la presencia de la banda del Polisario en dicha Cumbre.

Durante la Cumbre de Kigali en julio pasado, 3 candidatos se presentaron a la sucesión de Dlamini Zuma: los ministros de Exteriores de Botswana y de Guinea Ecuatorial así como la ex vice presidenta de Uganda. Los tres conocidos en la escena política internacional. No obstante, la voluntad de Marruecos de reintegrar la UA y la candidatura declarada de Abdoulay Bayhily ex adjunto del secretario general de la ONU, han cambiado literalmente los datos de la ecuación. Lo que explica la súbita entrada en acción de la canciller keniata y la defección de Chad.