Vanguardia (México) Cine: ¡Famosos despedidos de sus propios filmes! Nidia Martinez de Leon

0

A estos actores y actrices los contrataron para arrasar en la taquilla, pero algo pasó y los expulsaron de sus proyectos cinematográficos

Seguramente en Hollywood existen cientos de cosas de las que no nos enteramos, contratos secretos, pactos, sueldos extravagantes, amenazas, acoso (bueno, eso ya va saliendo a la luz) y hasta despidos.  Reconocidos actores como Ryan Gosling y Sylvester Stallone han sido rechazados de último momento, el primero por falta de comunicación con el director, y Stallone por caprichoso, pues se empeñó en hacer unos cambios a la cinta que protagonizaría. Otros como Lindsay Lohan y Mel Gibson han tenido sus problemas también, sólo que de ellos no nos extraña la noticia. La protagonista de “Mean Girls” o “Chicas Malas” suele dar de qué hablar, mientras que el también director ha estado en la mira por ciertos comportamientos y declaraciones antisemitas, además ambos han tenido problemas con la ley por manejar bajo los influjos del alcohol y/o las drogas. 
Aquí te presenteamos los casos de actores y actrices que han sido despedidos de sus propios filmes. Aunque eso sí, las razones son muy diferentes.
Diferencias ‘irreconciliables’
Resumen: Megan Fox declaró que Michael Bay, director de  “Transformers” era un “tirano”, incluso lo comparó con Hitler. El director la despidió, y dijo que: “Ella estaba en un mundo diferente, con su ‘smartphone’. En un rodaje hay que estar siempre concentrados”. Lección: no critiques a tu director, ni lo compares con Hitler.
Racista, antisemita y homófobo

Sin duda Mel Gibson protagonizó el 2010 con sus declaraciones y actos violentos. El actor fue acusado por su ex pareja Oksana Grigorieva de maltrato, además tuvo arranques racistas, antisemitas y homófobos. Así, el director de “The Hangover Part II”, Todd Philips, decidió prescindir de él. “El equipo es una familia… y aunque a mí me encantase la idea de tener a Mel Gibson en el rodaje, a mucha gente no le gustó. Y no quiero que nada nos separe”, declaró. El papel se lo quedó Liam Neeson. Lección: no seas racista, ni antisemita, ni homofóbico. Tampoco maltrates a tu pareja. 

Lindsay Lohan

Falta de rentabilidad

Lindsay Lohan ha aparecido más veces en las noticias sensacionalistas que en películas. A finales de la década de los 2000 su carrera iba en picada, esto se intensificó cuando los productores de “The Other Side” (2011) decidieron despedirla del proyecto por su “falta de rentabilidad”. Luego, fue sustituída como protagonista de “Infierno” que acabó siendo “Lovelace”, cinta que contó con el protagónico de Amanda Seyfried. Lección: no dejes que tu carrera decaiga por tus noches alocadas.

Jean Claude Van Damme

Amante del boxeo

Muchos idolatran a Jean Claude Van Damme pero quizás no sepan esta historia. El actor pudo ser en 1987 el protagonista de la cinta “Predator”, pero su pasión por el boxeo hizo que el director y productor no estuviera de acuerdo en esa necesidad de mostrar sus dotes en la cinta. ¿Cómo un extraterreste asesino iba a boxear? El director llamó a su oficina a Van Damme y tras discutir le dijo “estás despedido, lárgate”. Esto lo contó el supervisor de efectos especiales, Joel Hynek. El papel fue para Kevin Peter Hall. Lección: no quieras boxear todo el tiempo.

Ryan Gosling

Muy ‘gordito’

Ryan Gosling y Peter Jackson tuvieron diferencias de opinión cuando el afamado director contrató al canadiense para la cinta “The Lovely Bones”, que se estrenó en el 2010. Resulta que el actor interpretaría al padre de una niña fallecida, y se le hizo correcto subir unos cuantos kilos. Lamentablemente a Jackson no le gustó su aspecto, porque había pensado, precisamente, en un padre esbelto. “Me quedé gordo y sin trabajo”, confesó con humor el actor al Hollywood Reporter. Mark Whalberg se quedó con el papel. Lección: si piensas engordar comunícaselo a tu director.

Sylvester Stallone
¿Chiflado?
Sylvester Stallone sería la estrella de “Superdetective en Hollywood”, un filme sobre un policía de Los Ángeles que se estrenó en 1984. Al actor le pareció que la cinta de acción necesitaba algunos cambios, todo iba bien con el director Martin Brest, hasta que el protagonista de “Rocky” le pidió reescribir el guion entero. Fue despedido y sustituído por Eddie Murphy. La cinta fue una de las más taquilleras de su época. Lección: tú no tienes la última palabra.