Vanguardia (México) Cine: La la lástima, el Oscar fue para “Moonlight”

0

Los premios transcurrían con normalidad, la favorita de la noche había ganado como mejor película, hasta que pararon la premiación y anunciaron que se trataba de un error

¿“Moonlight” o “La La Land”? La gente del Teatro Dolby se quedó helada. Los productores ya estaban agradeciendo, cuando, de pronto, tuvieron que pedir disculpas. ¿Qué está pasando? ¿Cuál fue la ganadora Mejor Película? Warren Beatty y Faye Dunaway se equivocaron cuando abrieron el sobre para anunciar a la mayor ganadora de la entrega número 89 de los premios de la Academia de las Ciencias y Artes Cinematográficas. “Moonlight” era la correcta. Aunque “La La Land” era la favorita, se esperaba que el drama de Barry Jenkins sorprendiera. ¡Y vaya sorpresa! Literalmente le arrebató de las manos el premio a los productores del aclamado musical, quienes subieron al escenario por error y ya hasta estaban dando las gracias.

La ceremonia había transcurrido bien. Jimmy Kimmel condujo por primera vez e hizo un papel bastante divertido. Con constantes burlas y ataques a Matt Damon, una sección especial de los “mean tweets” que presenta en su programa de televisión y mandando desde el techo dulces y galletas para los presentes. Además, en uno de los momentos más memorables, recibió la visita inesperada de un grupo de turistas, quienes entraron a la transmisión en vivo, pensando que verían una exhibición de vestidos, sin saber que estarían puestos sobre los famosos actores. Su discurso de apertura estuvo repleto de referencias a Trump y en apoyo a la tolerancia, sobre todo atacando a Meryl Streep, por considerarla “sobrevalorada”, como dijo el ahora presidente de Estados Unidos.

Las palabras de los presentadores y ganadores también hicieron mención a la diversidad y comentarios contra del racismo. El mexicano Gael García Bernal destacó al entregar el premio a Mejor Corto y Largometraje animados. El actor habló de los trabajadores migrantes y dijo: “Estoy en contra de cualquier tipo de muro que quiera separarnos”. Otro momento importante fue cuando “The Salesman”, de Irán, ganó como Mejor Película Extranjera. Su director Asghar Farhadi (quien ya había ganado antes) se rehusó a asistir a la ceremonia, en protesta por la prohibición de Donald Trump de dejar entrar musulmanes a su país. El cineasta mandó un discurso que fue leído, donde calificaba de “inhumanas” las medidas del presidente y celebraba la unión que provocan las películas, en tiempos que lo considera más necesario que nunca.

Uno de los aspectos más llamativos fue la dinámica donde tres actores hablaron de sus películas favoritas. Luego, aparecían en el escenario junto al protagonista de dicha cinta para presentar juntos un premio. Charlize Theron apareció con Shirley MacLaine, Javier Bardem con Meryl Streep y Seth Rogen con Michael J. Fox, con quien llegó en una réplica del DeLorean de “Back to the Future”. Kimmel también aprovechó para presentar su película favorita, “We Bought a Zoo”, donde se burló de la actuación de Matt Damon. Acto seguido, tocó música cada vez que el actor hablaba durante su presentación con Ben Affleck.


En cuando a los premios, fue “La La Land” la mayor triunfadora, con seis estatuillas en total, de las 14 a las que aspiraba. Y aunque pensó que se había llevado siete con Mejor Película, el error fue corregido y fue “Moonlight”, su mayor competencia, quien terminó con el galardón más importante, acumulando un total de tres estatuillas, junto a Mejor Actor de Reparto, para Mahershala Ali y Mejor Guion Adaptado. El musical, por su parte, le dio a Damien Chazelle el premio a Mejor Director y a su protagonista Emma Stone el de Mejor Actriz; además se llevó Canción, por “City of Stars”, Música Original, Fotografía y Diseño de Producción.


Ryan Gosling fue el que se quedó sin su respectivo premio, pues no pudo contra la desgarradora interpretación de Casey Affleck, quien se ganó su primer Oscar por “Manchester By the Sea”, la cual también le dio a su director el de Mejor Guion Original. Unos premios muy repartidos que, aunque en las nominaciones indicaban un claro favorito, terminaron por darle un reconocimiento a casi todos, haciendo así más eco a su discurso sobre la diversidad.