vanguardia (México). Cine: ‘Trainspotting 2’; entre el tributo y la secuela

0

Sí, esta cinta que hoy llega a Saltillo, es morbosa nostalgia por una película infinitamente superior, pero nostalgia hecha por un gran director que se puede dar el lujo de hacer lo que sea. Éste es nuestro Review

Calificación: 8.5 de diez
Todo regresa. Lo que en algún momento fue algo importante, icónico o exitoso en la pantalla grande, está volviendo en una avalancha de nostalgia que tiene sepultada a la industria cinematográfica. Esta tarea se puede ver como un ejemplo de pereza, de que el cine no quiere pensar en historias originales y prefiere retomar lo que la gente ya conoce y ama. Cuesta trabajo pensar que la revolucionaria, alucinante, casi perfecta y hoy todo un clásico, “Trainspotting” (1996), sea parte de esta lista de retornos inesperados. Se asimila un poco mejor cuando se sabe que está basada en la secuela literaria de esa misma historia, que todo el elenco original regresa, pero, sobre todo, que Danny Boyle vuelve a dirigir. Este director es tan bueno en su trabajo, que saca a flote una cinta que, en teoría, no necesitábamos.
“Trainspotting”, la película, estaba basada en la novela del mismo nombre de Irvine Welsh, publicada en 1993. En 2002, el mismo autor publicó una secuela llamada “Porno”. Esta segunda cinta, toma elementos de ambos libros. Se trata de la historia de Renton, Spud, Sick Boy y Franco, 20 años después de los eventos del filme de 1996. Luego de que Renton les robara dinero a sus amigos, se dedicó a desintoxicarse de la heroína y a volverse un hombre de bien. El futuro no fue tan bueno para sus compañeros: Spud sigue siendo adicto, Sick Boy vive de chantajear a las personas y Franco está en prisión. Cuando el protagonista regresa a su pueblo, intenta volver a formar negocios ilegales con sus viejos compinches, mientras Franco logra escapar de la cárcel y está sediento de venganza.
Cuesta trabajo hacer la sinopsis de esta cinta. Releyéndola me parece que suena como una idea espantosa. ¿Quién querría ver eso, sobre todo al estar continuando una historia tan sobresaliente como “Trainspotting”? Es oro puro, sería mejor no tocarlo. Pero si alguien lo va a tocar que al menos sea el director original. Las comparaciones con la otra película son inevitables. Desde ahora se los digo: esta cinta no es ni por asomo tan buena como aquella (no se puede recrear una brillante obra cinematográfica que cambió la historia del cine). Es imposible rehacer aquel milagro, incluso para Danny Boyle. Pero tranquilos, no se espanten, esto no quiere decir que la película sea mala, para nada. Por otro lado, casi está hecha en su totalidad para fanáticos de la original, llena no sólo de referencias a la otra cinta, sino extractos de escenas concretas de aquella película. Esta secuela no puede vivir por su cuenta, tiene un enorme fantasma que la persigue.
Danny Boyle está acompañado del mismo elenco: Ewan McGregor, Ewen Bremner, Jonny Lee Miller y Robert Carlyle (por mencionar a los principales). Ellos intentan darle un giro original, sostener la cinta de forma independiente, pero les es imposible. Ya dije que esta cinta no es tan buena, pero tiene una manufactura tan cuidadosa que es toda una maravilla visual. Las tomas, la iluminación y algunas secuencias son perfectas. En esta cinta no hay escenas icónicas que se volverán una marca indeleble en la historia del séptimo arte: nada de un baño sucio, nada de correr al ritmo de Iggy Pop, nada de bebés muertos, ni de locos viajes con heroína. Los fanáticos de la original saldrán felices, pero, honestamente el regodeo en la nostalgia daña lo que pudo ser una gran película. Sobre todo con esos actores y ese fabuloso director. Ojalá pudiéramos ver esta cinta sin necesariamente depender tanto de la otra, sino simplemente ver qué paso después. Hasta me dan ganas de que se reedite una versión donde corten muchas escenas que remiten al pasado. Con todo, esta cinta sí tiene suficiente material para entretener, si estoy siendo demasiado duro es porque la cinta original cambió el mundo, es un clásico. Dejémoslo en que esta secuela es un buen homenaje, hecho con mucha calidad y corazón.
El dato
Director: Danny Boyle.
Elenco: Ewan McGregor, Ewen Bremner, Jonny Lee Miller y Robert Carlyle.
Género: Drama / comedia.
Clasificación: C
Duración: 117 minutos