Vanguardia (México) Investiga el FBI una posible influencia de Rusia en la campaña electoral de 2016

0
El director del FBI, James Comey testifica en el Comité sobre Inteligencia en el Capitolio, Washington, Estados Unidos. Foto: EFE
 Mike Rogers, director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), dijo al Comité que mantenía lo que ya sostuvo en su informe de enero, en el que se señala que Moscú quiso debilitar a la candidata demócrata Hillary Clinton pero no hacer llegar a Trump a la Casa Blanca.
 El director del FBI, James Comey, confirmó hoy durante una audiencia en el Congreso que la Policía Federal estadounidense investiga una posible influencia de Rusia en la campaña electoral de 2016 y negó que se hubiese espiado en ese tiempo al ahora presidente Donald Trump.
Hasta ahora, el FBI no había confirmado oficialmente que estuviese investigando las acusaciones que apuntan a una injerencia de Moscú en la campaña de las presidenciales del año pasado y las acusaciones de que colaboradores de Trump tenían contactos con destacados funcionarios rusos.
Mike Rogers, director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), dijo al Comité que mantenía lo que ya sostuvo en su informe de enero, en el que se señala que Moscú quiso debilitar a la candidata demócrata Hillary Clinton pero no hacer llegar a Trump a la Casa Blanca.
Horas antes de la audiencia, el presidente Trump volvió a arremeter en Twitter contra el Partido Demócrata asegurando que todo el tema de la injerencia rusa es una invención.

“Esta historia es FAKE NEWS (noticia falsa) y todo el mundo lo sabe”, escribió Trump en la red social de mensajes cortos esta mañana.

“Los demócratas inventaron e impulsaron la historia de los rusos como una excusa tras haber hecho una terrible campaña”, agregó.

Comey negó además que se hubiese espiado a Trump durante la campaña presidencial, tal como el magnate multimillonario y ahora mandatario sostiene que se hizo por orden de su predecesor Barack Obama.

TE PUEDE INTERESAR
No hay información que avale las acusaciones de Trump, aseguró Comey.
Preguntado directamente sobre los tweets en los que Trump acusa a Obama de espiarle, Comey dijo a los legisladores: “No tengo información que sostenga esos tweets y hemos buscado ampliamente dentro del FBI”.
El director del FBI agregó que queda fuera del alcance del presidente ordenar escuchas de cualquier ciudadano estadounidense.