« Vela en la obscuridad »   Polución de una presa en Rabat Las soluciones propuestas

0

Los participantes en una reciente reunión en la Secretaría de Estado encargada del agua acordaron acelerar las obras de ampliación de plantas de tratamiento de aguas residuales de los dos  centros penitenciarios de Al Arjate para detener el problema de derrame exceso de aguas residuales en la presa de Sidi Mohamed Benabdellah.

 Durante esta reunión, a la que asistieron la Secretaria de Estado de Agua, Charafat Afailal y el Presidente de la Región de Rabat-Salé-Kenitra, Abdessamad Sekkal en presencia del director regional de la Delegación General la administración penitenciaria y la reinserción (DGAPR) Lakbir Sofi, y el director del Comité de Cuenca del Bouregreg y Chauia, Abdelaziz Zerouali, los participantes coincidieron en que la estación penitenciaria el Arjat 1 está operativo en un mes y la prisión El Arjat 2 explotable en tres meses.
Las dos estaciones existentes son capaces de tratar el exceso de aguas residuales estimadas en 0,2 millones de m3 al año, mientras que la capacidad de almacenamiento de la presa de Sidi Mohamed Benabdellah alcanzó 706 millones de m3, según un comunicado conjunto de las partes concernidas.
Entre las posibles soluciones para hacer frente a este problema, figura la creación de un estanque artificial para la eliminación de las aguas residuales de las dos prisiones, tomando las medidas necesarias para evitar cualquier impacto negativo sobre el medio ambiente.
También se acordó purificar y tratar el espacio natural en el que se encuentran las aguas residuales y considerar urgentemente la posibilidad de arrojar el exceso de aguas residuales no tratadas a través de camiones cisterna.
Los servicios de la Oficina de Electricidad y agua (Onee) velarán, según la fuente, por el tratamiento y el control de la calidad del agua de la presa Sidi Mohamed Benabdellah en el Bouregreg, de conformidad con las normas en vigor, antes de ser distribuida a los ciudadanos.

Con « H24 »