Venezuela: el Polisario encaja su segundo golpe en dos semanas Por Hassan Achahbar

0
Tesorero y confidente del desaparecido presidente Chávez y rival político del heredero Nicolás Maduro, Rafael Ramírez corre el riesgo de caer preso en su país

No hay comunicación oficial al respecto, pero varios medios venezolanos y extranjeros dan como un hecho la destitución de Rafael Ramírez de su cargo de representante permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas.

Hassan Achahbar es uno de los mejores expertos marroquies en cuestiones latinoamericanas
Esta puede ser la segunda mala noticia para el lobby argelino en Venezuela en las dos últimas semanas. La primera fue el inesperado desplazamiento, el 16 de noviembre, del hasta entonces el eterno viceministro chavista para África, Reinaldo Bolívar, conocido hombre de Argelia.
Ahora le toca el turno a Rafael Ramírez cuya salida fue anticipada el miércoles por la agencia Reuters, aunque se venía anunciando desde el pasado 19 de noviembre cuando publicó en un medio digital chavista, un artículo titulado “La Tormenta” en el cual ha cargado contra el equipo económico del presidente Maduro, responsabilizándole de la grave crisis por la que pasa el país desde 2014.
Rafael Ramírez es investigado en Estados Unidos por lavado de dinero y en la Asamblea Nacional venezolana por nepotismo, tráfico de influencias, fraude y desvió multimillonario de fondos públicos. En la Asamblea Nacional, se le quilificó de “jefe de banda delincuencial” y se le ha acusado de apropiarse, él, su entorno familiar y amigos, de más de 11.000 millones de dólares entre 2004 y 2014.
A este hombre, uno de los más corruptos de Venezuela, le persigue la sombra de la traición pero se sabe protegido por cuanto posee como documentos comprometedores para el conjunto de la cúpula civil y militar en el poder desde 1999. Ramírez fue ministro de petróleo y energía y presidente de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).
Desde su llegada a Nueva York, para su exilio dorado en la ONU, el ex zar petrolero en el gobierno de Hugo Chávez se las ha arreglado para ser electo y reelecto al frente del Comité de los 24 (de Descolonización), donde se dio el gusto de apadrinar al separatismo saharaui por indicación de sus colegas de la estatal petrolera argelina Sonatrach.
“Por soberbia y cerrazón, o peor todavía, por necedad y desfachatez, el representante de Venezuela ante Naciones Unidas, Rafael Ramírez, volvió a abusar de la presidencia del Comité de descolonización (C24) para provocar una nueva pugna con el representante de Marruecos”, dijimos el pasado 11 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here