CrónicasFeaturedMarruecos

2020: balance anual de los servicios de seguridad nacional

Balance anual DGSN 2020

Consolidando el enfoque comunicativo que vienen practicando los servicios de seguridad nacional en los últimos cinco años, en el que se revisan los esfuerzos realizados para garantizar la seguridad de los ciudadanas y ciudadanos, los logros alcanzados en el campo de la modernización de los servicios y estructuras de seguridad, y los mecanismos para implementar la buena gobernanza en la gestión de los recursos humanos y financieros en la instalación pública policial, así como proyectos en el campo de la seguridad pública para el próximo año, la Dirección General de Seguridad Nacional desea resaltar las líneas generales de los resultados del año 2020 de la siguiente manera:

Primero: En el ámbito del fortalecimiento de las estructuras territoriales de la policía de proximidad y de seguir generalizando la cobertura de seguridad en los nuevos polos urbanos, la Dirección General de Seguridad Nacional creó, durante el año 2020, catorce (14) nuevas estructuras de seguridad, que incluyeron la finalización de la nueva división de los servicios regionales de seguridad en la ciudad de Salé mediante la creación de la cuarta zona de seguridad. “Salé al-Madina”, que permitió la intensificación de la presencia de seguridad y la proximidad de los servicios policiales en esta ciudad. También se crearon una comisión regional de policía y un departamento de seguridad en la ciudad de Imouzar Kinder, en respuesta a la expansión urbana y el crecimiento demográfico de esta ciudad, así como la creación de dos departamentos de policía en las ciudades de Meknes y Souk Al-Wedaa Al-Gharb, y tres grupos, un sistema para proteger instalaciones sensibles en las ciudades de Oujda, Meknes y Nador, un grupo móvil para mantener el orden en la ciudad de Beni Mellal, y cinco equipos móviles para mantener el orden en las ciudades de Khouribga, Taza, Ouarzazate, Jdeideh y Safi, además de la reestructuración de la Escuela Khayali de Seguridad Nacional en los niveles organizativo y funcional, ya que se actualizó una sección central de la Dirección de Seguridad Pública, que le hizo supervisar las unidades de campo encargadas de realizar patrullas móviles y participar en las operaciones de la seguridad y mantenimiento del orden.

En respuesta a las crecientes apuestas planteadas por las amenazas terroristas y los desafíos de seguridad en general, los servicios descentralizados de la seguridad nacional se han visto fortalecidos por un grupo de unidades y equipos especializados en la vigilancia, el desmantelamiento y el tratamiento de explosivos. Se formaron cinco equipos regionales de explosivos, « Brigades Regionales de Artificieros », en cada uno de los estados de seguridad de Rabat, Marrakech y Casablanca, Tánger y Agadir, y su composición técnica y de aplicación, además de equiparlos con ocho vehículos de alta tecnología, robots portadores y medios sofisticados para monitorear y tratar explosivos de forma remota, así como garantizar que todos los peligros y amenazas asociados con los artefactos explosivos se manejen con cautela.

Con el fin de asegurar la eficiencia y preparación requerida en el campo de la lucha contra los patrones delictivos emergentes, se han creado cinco (05) nuevos equipos antipandillas « BAG » en las ciudades de Casablanca, Kenitra, Tánger, Oujda y Agadir, y se han dotado de los recursos humanos y logísticos necesarios, como unidades especializadas en la lucha contra las redes delictivas, así como el establecimiento de un laboratorio regional para el análisis de los efectos digitales en el mandato de seguridad de Tetuán como nuevo mecanismo técnico de apoyo en el campo de la experiencia digital y tecnológica, además de apoyar los intereses regionales de la policía científica y técnica mediante el establecimiento de once (11) nuevos departamentos de diagnóstico judicial en el área de seguridad de Mahdia y las comisiones de policía en las aldeas de Bamhamed, Kalmima, Ain Beni Mutahhar, Zaiou y Al-Laroui Fakik, Bani Ansar, Tikween, Awlad Teima y Tarjist.

Segundo: En cuanto a combatir el crimen y mejorar la sensación de seguridad, los Servicios de Seguridad Nacional manejaron, para el año 2020, un total de 851,343 casos de inmovilización, de los cuales se investigaron 817,259 casos, un aumento de alrededor del 33 por ciento en comparación con la cantidad de casos de inmovilización que se registraron en 2019. Este aumento se atribuye principalmente al resultado de los operativos de seguridad realizados en el contexto del combate a actos y violaciones que atentan contra el estado de emergencia sanitaria, especialmente la difusión de noticias falsas, la promoción ilegal de mascarillas y materiales desinfectantes falsos, delitos relacionados con las tecnologías modernas, así como el incumplimiento de las medidas de cuarentena.

En contraste con los indicadores crecientes de este tipo de infracciones y delitos relacionados con el contexto de la pandemia Covid-19, durante este período se registró una clara disminución en el gráfico general del perfil delictivo, ya que se registró una disminución del 30 por ciento en los casos relacionados con la propiedad y una disminución del 4,72 por ciento en los casos. El número de personas afectadas es menos el 22 por ciento en cuestiones financieras y económicas. En cuanto a la tasa de amonestación, es decir, la tasa de resolución de delitos, ha sido objeto de un notable desarrollo de alrededor del 96%, en un precedente único respecto a años anteriores, que es un porcentaje muy alto en el que ha contribuido principalmente el uso sistemático de técnicas policiales científicas y técnicas para apoyar la investigación criminal y la intensificación de las operaciones de campo contra las personas buscadas. El número de detenidos llegó a 117.494 y se fortaleció la infraestructura policial encargada de combatir la delincuencia, especialmente las unidades móviles de la policía de emergencia y los equipos antipandillas, además de una disminución significativa (dentro del 14 por ciento) en el número de víctimas de hechos delictivos.

En cuanto al combate a las redes criminales violentas, el año 2020 vio la detención de 779 personas sospechosas de estar vinculadas a 469 redes criminales activas en la comisión de robos con violencia o bajo amenaza de la misma, y ​​la detención de 466 organizadores de la inmigración ilegal sospechosos de estar vinculados a 123 redes criminales especializadas en la trata de personas y la organización de la inmigración clandestina. Además, se detuvo a 9.179 candidatos por inmigración irregular, incluidos 6.162 de nacionalidad extranjera, y se incautaron 663 documentos de viaje o de identidad falsificados. En cuanto al número de personas detenidas en casos de drogas, llegó a 97.564, registrando un descenso del 23 por ciento con respecto al año anterior, así como una marcada disminución en los indicadores de drogas fuertes incautadas debido a las repercusiones de las medidas cautelares tomadas a nivel nacional e internacional para prevenir la propagación de la pandemia Covid-19 y lo que vino acompañado de cambios articulados en la geografía internacional de las drogas, y la neutralización de las rutas habituales del contrabando.

Las cantidades de cocaína incautadas durante el año en curso alcanzaron los 132 kilogramos y 167 gramos, una disminución de alrededor del 75 por ciento en comparación con el año anterior, mientras que el número de tabletas y sustancias psicotrópicas incautadas alcanzó las 476.923 tabletas, incluidas 145.848 tabletas de éxtasis de contrabando desde países europeos, registrando a su vez una disminución significativa. Alrededor del 66 por ciento respecto a las cantidades incautadas durante el año 2019. En cuanto a la heroína, se mantuvo en el nivel de control habitual, con una cantidad de ocho kilogramos y 501 gramos, mientras que las incautaciones de hachís y sus derivados aumentaron a 217 toneladas y 323 kilogramos, un aumento de 37 toneladas respecto al año anterior. Esto es resultado de las operaciones conjuntas y específicas realizadas por los servicios de seguridad nacional y de seguimiento del territorio nacional durante el período de cuarentena, que apuntaron a las nuevas rutas de contrabando que las redes de contrabando intentaron abrir en las playas atlánticas interior o sur del Reino, o en el corredor vial que une el norte y sur del Reino a través del polo urbano de la ciudad de Casablanca, aprovechando las licencias otorgadas para mover vehículos de mercancías y materiales básicos.

En cuanto a los otros tipos de delitos, la Policía Judicial de la Seguridad Nacional remitió a los fiscales competentes 21 personas sospechosas de estar involucradas en casos de terrorismo y extremismo, y 300 personas en casos de extorsión sexual a través de Internet que tenían como objetivo 458 víctimas (incluidas 107 víctimas de nacionalidad extranjera) y 231 personas en casos de malversación y despilfarro de fondos públicos, así como el manejo de 250 casos relacionados con la falsificación de la moneda nacional y su puesta en circulación. En cuanto a los equipos de investigación forense y de apoyo técnico, creados por la Dirección General de Seguridad Nacional a nivel de departamentos descentralizados de la Policía Judicial para apoyar la investigación forense, analizar indicadores de convergencia e intersecciones entre redes criminales y estimular la investigación sobre las personas buscadas, durante el presente año, atendieron 34.047 casos y completaron 11.822 investigaciones en el campo. Contribuyó a la identificación de 2.460 personas involucradas en casos pendientes, además de brindar 27.249 operaciones de apoyo y soporte técnico al resto de equipos y unidades de lucha contra el crimen.

En cuanto a las medidas de seguridad para asegurar la imposición de un estado de emergencia sanitaria para enfrentar el brote de la epidemia Covid-19, la Dirección General de Seguridad Nacional ha adoptado medidas compatibles con el contexto de la pandemia y sus desafíos a nivel de seguridad pública, y a cambio ha preservado sus clásicos planes de trabajo de combate a la delincuencia y preservación de las bases del orden público. Y brindando servicios básicos de seguridad a los ciudadanos. En este sentido, se han instalado 154 controles judiciales en varios ejes viales importantes de zonas urbanas y tropicales, apoyados en más de 1699 puntos fijos y móviles para monitorear movimientos excepcionales y facilitar el movimiento de mercancías y materiales básicos, dentro de los cuales se movilizaron 15.658 policías para trabajar las 24 horas, los siete días de la semana. Estas unidades también fueron asignadas a 2.980 patrullas policiales de emergencia, que incluyeron en su cupo humano a 11.360 hombres y mujeres de seguridad, quienes contaron con el apoyo de elementos de la Policía de Fronteras y de los centros de registro de datos de identificación, quienes fueron reasignados a labores de campo luego de que cesó el movimiento de viajes internacionales y se suspendió el trabajo de los centros de expedición de cédulas.

En el lenguaje de números relacionados con los indicadores de pandemia a nivel de seguridad, los Servicios de Seguridad Nacional monitorearon 968,967 en violación de los requisitos excepcionales para prevenir la propagación de la epidemia de Covid-19, lo que resultó en el sometimiento de 196,972 personas a registros judiciales, se incautaron 408,705 mascarillas médicas falsas o no conformes y se arrestó a 284 sospechosos, en su fabricación, elaboración y promoción, además de incautar 1.383 litros de materiales estériles elaborados a partir de preparados químicos sospechosos nocivos para la salud pública, fueron detenidas 28 personas bajo sospecha de estar involucradas en su oferta de promoción del mercado.

En cuanto a las actividades del Instituto de Ciencia y Evidencia Forense para la Seguridad Nacional, que cuenta con el certificado ISO 17025, y que asume la misión de brindar soporte técnico y evidencia científica en la investigación forense, su laboratorio técnico ha logrado 213 experiencias plásticas, incluidas 118 armas de fuego y 47 piezas de imitación (Armes de réplique) y 4308 municiones, también cumplió 471 peritajes en el campo de la investigación de línea, enfocada en 728 documentos que varían entre bonos de crédito, cheques bancarios y documentos de identidad, y 5,167 billetes de diferentes monedas. En cuanto al Laboratorio Central de Análisis de Impactos Digitales y sus laboratorios regionales, atendió 3225 casos en los que se utilizaron teléfonos celulares y dispositivos de información, mientras que la División de Retratos de Robots ayudó a esclarecer la verdad de 44 casos penales. En cuanto al Laboratorio de Policía Científica, llegó a 9477 casos, frente a los 10.044 del año anterior, representados en las solicitudes de análisis de ADN en un 80% y el número de casos ascendió a 7.557 casos, la División de Incendios y Explosivos 802 casos, la División de Toxicología y Estupefacientes 928 casos… etc. En cuanto al diagnóstico visual mediante rasgos faciales y dedos, la División de Diagnóstico manejó 13.420 solicitudes con las novedades de huellas dactilares, lo que resultó en la identificación de 6.264 sospechosos, mientras que la División de Diagnóstico Óptico atendió 940 solicitudes, frente a las 1.151 del año pasado, y permitió diagnosticar las identidades de 134 personas desde el inicio de rasgos faciales y foto.

En cuanto a los mecanismos de cooperación internacional en seguridad, el año 2020 fue testigo de una congelación de las actividades relacionadas con la cooperación en el campo de la formación policial especializada, así como una disminución significativa en el aspecto operativo de esta cooperación, debido a los desafíos de la pandemia Covid-19, ya que solo se realizaron 04 operaciones de entrega controlada de drogas, frente a 8 operaciones similares durante el 2019, resultó en el arresto de ocho personas y la incautación de 11 toneladas de la droga Shira. Asimismo, los servicios de seguridad nacional obtuvieron 116 representaciones judiciales internacionales emitidas por autoridades judiciales extranjeras, frente a 157 representaciones judiciales internacionales durante el año 2019, incluidas 31 representaciones internacionales relacionadas con casos de tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas y delitos de lavado de activos.

Asimismo, la Oficina Central Nacional (Oficina de INTERPOL en Rabat) hizo circular 113 órdenes de detención internacionales emitidas por las autoridades judiciales marroquíes contra personas registradas a nivel internacional, lo que resultó en la detención de 29 personas que fueron objeto de órdenes de detención internacionales, y publicó 3029 órdenes de registro emitidas de autoridades judiciales extranjeras dentro de las bases de datos nominales de personas buscadas a nivel nacional. En cuanto al Polo de Cooperación Internacional en Seguridad, manejó 3.562 expedientes en el marco de la cooperación operativa internacional, principalmente relacionados con temas de inmigración clandestina (19 por ciento), tráfico internacional de estupefacientes y sustancias psicotrópicas (16 por ciento), terrorismo y extremismo (2 por ciento) y solicitudes de diagnóstico e información (16 por ciento) y problemas de entrega (4 por ciento) … etc.

Por otro lado, y específicamente para los indicadores de seguridad vial, el año 2020 fue testigo de una disminución significativa en los distintos indicadores de seguridad vial, como resultado directo de las medidas de seguridad y precaución tomadas en el marco de la implementación del estado de emergencia sanitaria, ya que se registraron 58.785 accidentes físicos de tránsito frente a 70.915 accidentes en el año. 2019, es decir, una disminución de más del 18%, indicador que se reflej directamente en la disminución del total de personas con lesiones graves y leves en más del 23%, y lo mismo ocurre con la estadística de accidentes de tránsito en órbita urbana, cuya disminución superó el 26,40% durante el año en curso respecto al año 2019. En el mismo contexto, esta disminución también incluyó el resultado de la vigilancia vial, ya que durante el año en curso se completaron 454.399 denuncias de violaciones a las Leyes de Tránsito frente a 567.714 durante el año 2019, una disminución de aproximadamente 20 por ciento, que es el mismo porcentaje que los registros de las sanciones de ATF y las infracciones restaurativas que se han cobrado, pasando de 1,456,517 infracciones durante el año pasado a 1,176,954 infracciones durante el año en curso.

A cambio de este descenso, los servicios de policía de tráfico siguieron circulando aplicaciones de información de gestión digital para la gestión y almacenamiento de documentos de vigilancia vial, para incluir este año las ciudades de Rabat, Salé, Kenitra, Tánger, Tetuán y Al Hoceima, mientras que también se puso en marcha el programa de gestión de información para los informes de accidentes de tráfico en la ciudad de Kenitra como fase piloto en el horizonte, difundirlo a nivel nacional, en el contexto de un proyecto de corto plazo, que apuesta por difundir la infraestructura de información para incluir todos los documentos relacionados con la seguridad vial, y la informatización de los procedimientos de seguimiento e inspección de los mismos. Asimismo, los servicios de seguridad nacional continuaron con el proceso de dotación de equipos de tránsito de equipos avanzados para vigilancia vial, que incluyeron durante el presente año el segundo lote representado en la distribución de 140 dispositivos móviles de radar para control de velocidad, con monitoreo de alta tecnología las 24 horas y en diversas condiciones climáticas, así como la finalización y circulación de una versión actualizada. Ha sido revisado el Manual de Vigilancia Vial en beneficio de los agentes y empleados policiales, para asegurar una formación sistemática en el campo de la seguridad vial.

Tercero: En cuanto al aspecto relacionado con la gestión de la vida profesional de los empleados de Seguridad Nacional, que actualmente suman 74.520, de los cuales 4.884 son mujeres, el año 2020 estuvo marcado por la actualización del sistema de reclutamiento y formación policial en línea con las medidas cautelares impuestas por la pandemia Covid-19, como se anunció. Organización de seis (06) partes en el extranjero para reclutar a 7947 policías, incluidos 89 excelentes generales de brigada, 100 generales de brigada de policía, 800 policías, 70 agentes de seguridad, 2384 inspectores de policía y 4504 guardias de seguridad, que son las partes que fueron nominadas a través de un portal en línea disponible al público en Internet, además de ampliar la publicidad para incluir canales de televisión, medios de comunicación modernos y muchos periódicos nacionales, con el fin de garantizar la igualdad de oportunidades para todos los candidatos y candidatas.

Entre las novedades introducidas en el sistema de reclutamiento y competencia durante el año 2020, se abrieron nuevas especializaciones y competencias académicas para mejorar la calidad de los recursos humanos policiales, y se adoptó el procedimiento de selección preliminar de candidatos para seleccionar aquellos con mayores índices para aprobar los concursos, así como cancelar exámenes escritos y compensarlos con pruebas, discusiones orales y deportivas en aras de la realización práctica y el estricto cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria. En cuanto al nivel de formación policial, se llevó a cabo una revisión integral de la estructura del Instituto Real de Policía, representada por la introducción de cambios fundamentales en las estructuras organizativas encargadas de la formación policial en sus tres niveles (básico, continuo y especializado), de forma que se asegure la compatibilidad de estas formaciones con los programas emergentes a nivel internacional en el campo del desarrollo de las competencias profesionales y cognitivas de los aprendices, y la combinación de la formación teórica y la formación de campo, así como el aumento del número de horas de formación en diversas disciplinas científicas y técnicas. Durante el año en curso, 7822 aprendices de distintos rangos y niveles policiales se han beneficiado de las sesiones de formación básica en el  Instituto Real de Policía y en las distintas escuelas de formación.

En cuanto a los incentivos administrativos, la Comisión de Fomento está estudiando los expedientes de 22.505 empleados inscritos en las listas de ascensos del año 2020, en el horizonte de darlos a conocer próximamente, con especial atención a los empleados clasificados en los rangos medio y bajo para asegurar que se beneficien de importantes incentivos en el ámbito de la promoción carrera. Asimismo, durante el año 2020, los servicios de seguridad nacional continuaron descargando su plan orientado a acercar a los empleados a su entorno social y familiar, ya que se atendieron un total de 3038 solicitudes de traslado, de las cuales se tramitaron 1182 solicitudes en el marco del mecanismo de urgencia para solicitudes de reubicación por motivos sociales o de salud o para unirse a esposo o esposa. Además, se recibieron 1050 empleados y se escucharon sus solicitudes en el marco del mecanismo de « solicitudes de entrevista » garantizado a todos los empleados, y se otorgaron 45 cartas de notificación en beneficio de empleados distinguidos o que demostraron un alto sentido profesional en el ejercicio de sus funciones, además de brindar derechos de defensa y apoyo a 2.962 mujeres y policías. Consagración por parte de la Dirección General de Seguridad Nacional del principio de « protección del Estado » garantizado legalmente a los empleados de seguridad como consecuencia de agresiones físicas y verbales que puedan afectarlos durante el ejercicio de sus funciones.

En contrapartida, y con el fin de garantizar la racionalización del procedimiento disciplinario y su inmunización ante posibles transgresiones, los servicios de seguridad nacional han adoptado durante el presente año un nuevo mecanismo de evaluación para atender los errores profesionales emitidos por los agentes de policía, ya sea en el ejercicio de sus funciones laborales, o relacionados con su capacidad policial cuando se violen los deberes de mesura e integridad e integridad personal impuesta a policías y mujeres. Este nuevo mecanismo de evaluación permitió la tramitación de 5.017 expedientes administrativos durante el año 2020, y la emisión de 1010 sanciones disciplinarias, incluidas 102 decisiones de remoción, frente a las 179 del año anterior, y 4.221 procedimientos de evaluación como cartas de nota y reestructuración. Asimismo, la Dirección General de Seguridad Nacional se mostró interesada en fortalecer los mecanismos administrativos de reclamo, como garantía adicional para lograr la equidad laboral, ya que el Comité Central de Reclamos alcanzó un total de 428 reclamos, y posteriormente emitió 505 recomendaciones, un aumento de más del 300 por ciento en comparación con el año anterior, que dictaminó revisar o cancelar 33 por ciento de las sanciones disciplinarias aplicadas, mientras que la aprobación recomendada del 67 por ciento de las sanciones y procedimientos establecidos.

Con el fin de consolidar los esfuerzos de síntesis de apego, los Servicios de Seguridad Nacional continuaron descargando la disposición constitucional que vincula la responsabilidad con la rendición de cuentas, pues los comités de inspección realizaron 487 investigaciones administrativas, de las cuales 174 estudios se realizaron a la luz de denuncias que fueron atendidas con la seriedad necesaria, y 21 estudios concluyeron que existen elementos fundacionales para hechos violatorios de la ley. Las autoridades penales fueron remitidas a la policía judicial para su consideración judicial. Esta investigación incluyó a 1755 empleados de la policía, en comparación con 1321 empleados durante el año anterior. La Inspección General también puso en marcha 18 operaciones de control e inspección, en comparación con 55 durante el año pasado, que se dividieron en 11 operaciones de vigilancia funcional y 07 operaciones de vigilancia repentina y secreta, que incluyeron varias instalaciones de seguridad y líderes regionales, y que tuvieron como objetivo principal evaluar el trato de la policía con los ciudadanos en la vía pública y en las instalaciones de seguridad, y el alcance de la adecuada aplicación de las medidas de emergencia sanitaria, así como la pronta respuesta a las llamadas ciudadanas recibidas en la línea telefónica 19, y el seguimiento de las condiciones de depósito y seguridad sanitaria en los lugares de trabajo bajo teórica vigilancia.

En cuanto al procedimiento de examen de denuncias y estafas registradas contra policías, la Inspección General manejó durante este año 652 expedientes, entre ellos 565 expedientes que se mantuvieron por no constatar abusos administrativos y presuntas infracciones, y 87 expedientes concluyeron con sanciones disciplinarias o solicitud de apertura de investigaciones judiciales por empleados infractores o,solicitar investigaciones complementarias para esclarecer la verdad y verificar los supuestos abusos.

Cuarto: En el ámbito del apoyo social y sanitario, y como aporte del mismo a los esfuerzos de solidaridad nacional para combatir la emergente epidemia de la Corona, la Dirección General de Seguridad Nacional y la Dirección General de Vigilancia Territorial Nacional aportaron un monto de 40 millones de dírhams al fondo especial para el manejo de la pandemia Covid-19, así como cada una de las asociaciones fraternales de empleados y huérfanos de la Seguridad Nacional y la Fundación Mohammed VI de Trabajo Social para empleados de la Seguridad Nacional por un monto de un millón de dírhams cada una, y esta es la implicación de los intereses y empleados de la seguridad nacional y el seguimiento del territorio nacional en la mitigación de las repercusiones de la pandemia. Los intereses sociales empresariales también brindaron asistencia directa al personal de seguridad, representada por subvenciones económicas y en especie en beneficio de los involucrados, para atender las circunstancias excepcionales asociadas a la emergencia sanitaria, que benefició a 402 policías jubilados y 2.672 viudas de empleados de seguridad, además de brindar el apoyo y asistencia necesaria a un grupo de policías presentes en el extranjero cuando se suspenden los viajes internacionales.

Asimismo, la Fundación Mohammed VI de Trabajo Social para Empleados de Seguridad Nacional continuó apoyando iniciativas encaminadas a mejorar las condiciones sociales de la familia de seguridad, empleados, jubilados y personas con derechos, a pesar de las muchas limitaciones impuestas por la pandemia Covid-19 con respecto al congelamiento de los campamentos de vacaciones para hijos e hijas de la seguridad nacional, además de no realizar el Hajj (perigrinaje) este año en Tierra Santa. A pesar de todo esto, los servicios sociales desembolsaron asistencia financiera a 808 beneficiarios, quienes padecen enfermedades graves de salud o problemas sociales, y se otorgó asistencia financiera a 3.219 mujeres viudas de la Seguridad Nacional, y se entregaron 230 vales de compra con motivo del Eid al-Adha. En el ámbito de la vivienda, se firmaron dos convenios de colaboración con contratistas nacionales de construcción y reconstrucción para que los funcionarios policiales obtengan viviendas a precios preferenciales, y se firmaron convenios de cooperación con tres instituciones bancarias para la obtención de préstamos a baja tarifa. En cuanto al aspecto relacionado con el entretenimiento y las iniciativas motivacionales en beneficio de los empleados policiales y sus familiares, se organizó un acto de distinción de estudio a distancia en honor a los estudiantes destacados que obtuvieron las mejores calificaciones académicas en los exámenes de bachillerato en sus divisiones literarias, científicas y técnicas, ya que se les otorgó recompensas económicas y se repartieron 135 premios de incentivo. Asimismo, este año estuvo marcado por la Fundación Mohammed VI de Trabajo Social para Personal de Seguridad Nacional, con alianzas con médicos y centros de exámenes radiológicos a nivel nacional, con el fin de facilitar el uso de personal policial de los servicios médicos integrados en condiciones preferenciales.

En el ámbito de los servicios de salud, la Inspección de Servicios de Salud para la Seguridad Nacional se comprometió durante el año 2020 a implementar un plan de acción urgente para enfrentar el brote de la nueva epidemia de Corona entre mujeres policías y empleadas, y es el plan integrado que se lanzó con una campaña de concientización  sobre la importancia de observar las medidas preventivas para enfrentar la pandemia, antes de que se fortaleciera mediante la distribución 5.133.696 unidades de materiales estériles y medios de protección para los empleados y usuarios de las distintas jefaturas de policía central y regional, así como la adopción de un estricto protocolo de detección precoz de casos de infección por este virus entre los empleados, que permitió realizar 98.611 pruebas, y entre ellos se diagnosticaron 11.741 infecciones confirmadas, que fueron seguidas. A nivel terapéutico, hospitalario y psicológico, esto permitió una tasa de curación de alrededor del 94%. En apoyo a este esfuerzo, se estableció una unidad médica especializada en la detección de laboratorio del virus Covid-19 a nivel del Centro de Examen Radiológico y Análisis Médico en el barrio Riyadh de Rabat, que permitió el uso de este examen para los empleados policiales y sus familiares a un precio preferencial, ya que el número de pruebas realizadas al nivel de Esta unidad especializada cuenta con 3.124 pruebas.

El Centro de Radiología y Análisis Médico en Rabat, que Su Majestad el Rey Mohammed VI, que Dios lo bendiga y le apoye  inauguro el 24 de abril de 2019, permitió fortalecer los servicios médicos prestados a los empleados de Seguridad Nacional y Vigilancia Nacional de Tierras y a quienes tienen sus derechos, ya que brindó 41.346 consultas y reconocimientos médicos durante el año en curso, con un aumento. Superó el 69 por ciento en comparación con el año anterior, y se dividió entre 25.365 análisis biológicos y 12.857 exámenes radiológicos. En vista del convincente desarrollo de este centro y su importancia en el desarrollo y mejora de la atención médica para la familia de seguridad nacional, actualmente se están realizando preparativos para establecer centros similares a nivel regional.

En cuanto al resto de los servicios básicos de salud, la Inspección de los Servicios de Salud de la Seguridad Nacional celebró un convenio de colaboración con la Fundación Mohammed VI de Trabajo Social para el Personal de la Seguridad Nacional, para equipar y desarrollar varios centros de salud y clínicas de internación en beneficio de los empleados policiales en activo y jubilados y sus familiares. También brindó 273.699 consultas e intervenciones médicas durante este año ha variado entre 76.948 consultas en el ámbito de la medicina general, 36.838 consultas en medicina del trabajo, 3.255 consultas especializadas, 9.143 paramédicos en odontología y 30.287 consultas en el ámbito de apoyo psicológico…, además de la prestación de 51.142 asistencia médica y acompañamiento en diversas instituciones hospitalarias y 15,558 traslados médicos de emergencia para empleados policiales y sus familiares. Además de estos servicios y consultas médicas brindadas, la Inspección de Servicios de Salud para la Seguridad Nacional continuó activando el sistema de vigilancia médica en los lugares de prisión preventiva, ya que se mantuvieron operaciones de vigilancia de la salud de las personas, que este año se han fortalecido, se han realizado 1477 controles y seguimiento de la situación de salud, además de 1119 monitoreos de la extensión respetando las medidas preventivas y las normas de salud e higiene en las salas de seguridad destinadas a la prisión preventiva.

Quinto: En el ámbito de la gobernanza de la seguridad y la modernización de la instalación pública policial, el año en curso estuvo marcado por la continuación de la construcción de la nueva sede de la Dirección General de Seguridad Nacional en un área de 20 hectáreas en el distrito de Riyadh en Rabat, con ingeniería avanzada y especificaciones urbanísticas, y las obras alcanzaron una etapa avanzada en los talleres de construcción de la nueva sede de la División Nacional. Para la Policía Judicial, el Instituto de Ciencias y Pruebas Forenses de la Seguridad Nacional en Casablanca y la Escuela Khayali en Kenitra. También se han completado proyectos para construir 25 nuevos cuarteles de seguridad, incluidos el cuartel de seguridad regional en Taza, la zona de seguridad regional en Tan-Tan, la comisión regional en Ait Melloul, los departamentos de policía en las ciudades de Oujda, Khenifra, Berkan, Agadir y Sefrou, así como la preparación de un cuartel general para la Comisión de Policía en Tamesna. Asimismo, se han puesto en marcha proyectos urbanos para reestructurar 16 cuarteles generales y edificios de seguridad, incluido el estado de seguridad en Fez, la sede de la autoridad wilaya de la Policía Judicial en la ciudad de Settat, la zona de seguridad regional en Bouarfa, las comisiones de policía en las ciudades de Souk Al-Sabt, Awlad Al-Nama, Mediouna y Jarf Al-Malha, así como el inicio del trámite de 17 predios Asignado para construir instalaciones de seguridad en Oujda, Agadir y Casablanca.

En el aspecto relacionado con la racionalización de gastos, los Servicios de Seguridad Nacional registraron una disminución de 24 por ciento en los gastos de consumo de agua y electricidad, a pesar de la creación de muchas nuevas estructuras policiales, y también mantuvieron la estabilidad de la tasa de consumo de teléfono y combustible y los gastos de mantenimiento del hangar de vehículos, a pesar de la prestación de los servicios de seguridad central y descentralizada con 1252 vehículos. Novedad durante el presente año, que permitió renovar el hangar de vehículos de seguridad dentro de los límites del 65%, luego de que el número de autos colocados a la señal de los servicios regionales de seguridad durante los últimos cinco años llegara a 6,987 vehículos de diversos tamaños y tipos, mientras se circulaba la identidad visual distintiva de vehículos policiales y bicicletas. 1648 vehículos nuevos, lo que eleva el porcentaje de vehículos sujetos al nuevo sistema de revestimiento a más del 97 por ciento.

Asimismo, el año en curso estuvo marcado por la implementación de un conjunto de proyectos estructurales que tienen relación directa con temas de seguridad en su dimensión de servicio, ya que la Dirección General de Seguridad Nacional lanzó la nueva generación del DNI electrónico en su versión segura y de servicio, que permite a los ciudadanos y ciudadanas una identidad digital segura, gracias a sus características físicas y digitales. Eso lo hace más seguro y confiable, y brinda un acceso simplificado y seguro a los servicios digitales para todos los ciudadanos. Además, esta nueva tarjeta de identificación permite su lectura electrónica y verificar la identidad de sus propietarios, lo que permite a instituciones públicas y privadas, especialmente bancos y plataformas de comercio electrónico, lanzar una nueva generación de servicios digitales, aprovechando la capacidad de verificar íntegramente la identidad de los clientes de forma remota.

Para asegurar la descarga de este taller fusionado, los servicios de seguridad nacional iniciaron un proceso de modernización integral del sistema para la cumplimentación de la cédula electrónica nacional de identificación. Se lanzó el portal interactivo en línea «www.cnie.ma», que desde su activación ha recibido a más de 4.680.000 usuarios, que han incluido sus datos personales en un formulario. Annie incluyó en el formulario informativo y obtuvieron fechas anticipadas para completar o renovar sus tarjetas de identificación. Además, los centros de registro de datos de identificación se han apoyado con el recurso humano y el equipo informático y logístico necesario para seguir el ritmo de este gran taller, y la apertura de centros de proximidad para el registro de datos de identificación en comunidades urbanas tropicales como el centro “Tamesna” en las afueras de Rabat, además de aumentar el número de horas de trabajo diarias, incluido el sábado, con el fin de facilitar y acelerar el acceso de los usuarios a este documento en condiciones seguras y de manera que se respeten las disposiciones del estado de emergencia sanitaria. Los servicios de seguridad nacional también adoptaron un enfoque de comunicación integrada para presentar las ventajas y peculiaridades de la nueva tarjeta de identificación, representada por la transmisión de un enlace publicitario en canales de televisión, radio nacional y redes de comunicación, en tres idiomas, a saber, árabe, bereber y francés, así como un enlace publicitario acompañado de lenguaje de señas.

En un contexto relacionado, la Dirección General de Seguridad Nacional lanzó una campaña nacional excepcional durante el período de emergencia sanitaria, centrándose en primer lugar en hacer circular el nuevo carnet nacional a los estudiantes de primer y segundo año de bachillerato, para que puedan aprobar los exámenes anuales y cumplimentar las solicitudes de candidatura que requieren la presentación de este documento de identificación, además de dirigirse a los marroquíes. Residentes en el extranjero cuyas tarjetas caducan durante el período de cuarentena en Marruecos, con el fin de facilitar la obtención de pasaportes y programar su regreso a los países de residencia. El año 2020 también marcó el inicio de la emisión de una nueva copia segura de los documentos de residencia para ciudadanos extranjeros, que incluyen una tarjeta.

En cuanto a la revista policial, el año 2020 vio la emisión de cuatro ejemplares de la revista en sus formatos papel y electrónico, disponibles en las plataformas « IOS » y « Android », que incluyeron temas marcados por la actualidad e interactuando con las expectativas de los lectores, como la participación de los servicios de seguridad en los mecanismos de la ONU para combatir la violencia contra las mujeres. Acercar a la ciudadanía al sistema de comunicación mediática de la Dirección General de Seguridad Nacional, y proporcionar un expediente integrado sobre la dimensión humana y de servicios en el trabajo de los grupos móviles para mantener el orden, además de un expediente especial sobre la evolución del crimen organizado transnacional durante el período de emergencia sanitaria.

En apoyo a los pilares de la policía de proximidad, los Servicios de Seguridad Nacional organizaron un conjunto de iniciativas con dimensión humana en beneficio de 17 niños y niñas que expresaron en los medios y redes de comunicación su vinculación y orgullo con la profesión policial, y sus esperanzas de llevar uniformes policiales en el futuro, pues se destinaron recepciones en su honor a los estados de seguridad y sedes distritales, fuerzas de seguridad y comisiones policiales, y entregándoles uniformes policiales integrados, así como recuerdos, que son paneles electrónicos utilizados en operaciones de aprendizaje a distancia. Los Servicios de Seguridad Nacional también continuaron con su firme contribución al apoyo a la Reserva Nacional de Sangre, mediante la organización de campañas periódicas de donación de sangre en las que participaron 3.683 mujeres y agentes de policía.

Séptimo: A cambio de los logros alcanzados a la luz de las circunstancias excepcionales que ha conocido este año, la Dirección General de Seguridad Nacional espera durante el año 2021 lograr un nuevo avance en la culminación de un conjunto de proyectos estructurados a corto y mediano plazo que tendrán un impacto positivo en temas de seguridad pública. Continuar generalizando las salas de mando y coordinación y las unidades móviles de la policía de emergencia para incluir de inmediato el mandato de seguridad de Kenitra y las distintas áreas de seguridad del estado de seguridad de Casablanca, y la creación de nuevos equipos antipandillas en los estados de Marrakech y Meknes seguridad, similar a la experiencia exitosa y los resultados positivos que estos equipos han guardado en silencio en cada una de Rabat., Salé, Fez, Tánger, Casablanca, Agadir, Kenitra y Oujda.

Asimismo, se espera que el próximo año se conozca la circulación de equipos de investigación criminal y apoyo técnico en una serie de departamentos descentralizados de la policía judicial, con el objetivo de apoyarlos en el campo de las investigaciones y la investigación técnica, así como la creación de dos escuelas regionales de formación policial en Tánger y Marrakech, que se sumarán a la lista de escuelas actualmente en Fez. Oujda, El Aaiún, Quneitra e Ifrane, cuya creación se enmarca en el plan de la Dirección General de Seguridad Nacional para acercar los centros de formación y formación policial a las candidatas y candidatas en diversas regiones del Reino. También se están realizando preparativos para crear una quinta zona de seguridad en cada uno de los estados de seguridad de Rabat y los estados de seguridad de Marrakech, con el objetivo de aumentar la cobertura de seguridad en estas ciudades y acercar los servicios policiales a los barrios y sus nuevos centros urbanos.

En el área de apoyo a los equipos y equipos puestos a disposición de los servicios de seguridad nacional, está previsto que el próximo año se conozcan las obras del complejo de seguridad designado para la División Nacional de la Policía Judicial y el Laboratorio Nacional de la Policía Científica en la ciudad de Casablanca, y dotarlo de los equipos de oficina y técnicos necesarios, marcando el inicio de las obras. Y la renovación del aparcamiento para equipos de perros adiestrados para la policía, y equipos especializados de la policía judicial, que fueron de nueva creación, así como los servicios de seguridad pública, especialmente unidades de mantenimiento del orden y equipos mixtos encargados de velar por el entorno de las instituciones educativas. Los intereses técnicos de la seguridad nacional también estarán dedicados a seguir el ritmo del uso de la nueva tarjeta nacional por parte de los organismos legalmente autorizados para certificar y diagnosticar a las personas, y apoyar y desarrollar mecanismos para simplificar los servicios prestados a los ciudadanos, especialmente el procedimiento para la obtención de antecedentes y certificados de residencia, así como el procedimiento para la obtención o renovación del DNI electrónico por parte de los marroquíes residentes en el extranjero.

En el ámbito de la comunicación institucional, los servicios de seguridad nacional están trabajando actualmente en el desarrollo del maletín pedagógico puesto a disposición de los alumnos y estudiantes que se benefician de las campañas de sensibilización en el ámbito escolar. Los estadios y su peligrosa repercusión, de una forma que apuesta principalmente por la concienciación y la elevación del nivel de autoinmunidad de los jóvenes receptores.

Si bien la Dirección General de Seguridad Nacional revisa este resumen de su balance anual, en sus aspectos que se relacionan o se cruzan con la seguridad del ciudadano y velar por la seguridad de su propiedad, reafirma su compromiso de continuar los esfuerzos encaminados a consolidar la seguridad pública, fortalecer el sentido de seguridad y mejorar los servicios que se brindan al ciudadano y al residente y turista extranjero, además de de la mejora de las condiciones profesionales y sociales de todos los miembros de la familia de la Seguridad Nacional. MAP

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page