« Vela en la obscuridad » 29 Aniversario de la UMA Mensaje Bouteflika: una primicia… prometedora Said Jedidi

0
Said Jedidi es periodista, escrtor y embajador de la paz por el Circulo Universal de embajadores de la paz (Ginebra)

Independientemente de su grado de sinceridad o su alcance geopolítico y moral, el mensaje del presidente argelino, Abdelaziz Bouteflika al rey Mohamed VI con ocasión del 29 Aniversario de la UMA merece no solo mención, sino consideración e interés.

No sería revelar ningún secreto afirmar que entre los dos vecinos las “buenas noticias” brillan por su ausencia y que el menor buen  gesto o la mejor corrección es digna de examen, seguimiento y probablemente respuesta adecuada.
El mensaje del mandatario argelino ha sorprendido a muchos debido a su “nuevo” sentido de realismo y sentido común. Querer rehabilitar la Unión del Magreb Árabe (UMA) consciente de lo que preconiza su Tratado constitutivo acordado por los cinco del Magreb (ni uno más ni uno menos), es renunciar a las tentativas de desestabilización de los vecinos y creer sinceramente en la utilidad cuando no, imperiosa necesidad, de una integración regional, lejos de la creación de entidades al servicio de inconfesables e inconfesadas miras que fueron y siguen siendo la causa y la razón de la parálisis de este importantísimo conjunto regional.
Optar por la UMA es optar por la unidad y renunciar a la división y a las micro entidades al servicio de la desestabilización y de la subversión.
De donde la importancia de este “sobresalto” de realismo del jefe del estado del país vecino, el primero, quizás en lo que lleva su prefabricado problema del Sahara.
Entiendo que el gesto del presidente Bouetflika debe tomarse con toda la seriedad posible porque nadie es tan ingenuo como para negar que con su propuesta de una amplia autonomía en el Sahara, Marruecos ha llegado al límite de sus concesiones por, justamente una distensión y una integración magrebí.
Por lo que tampoco seria desmesuradamente exagerado decir que actualmente (desde hace tiempo) el balón está en el campo argelino.