FeaturedMarruecos, Aquí, AhoraSociedad

“Al Adha” y los ricos: ignorancia mortal

En una especia de 50% sondeo, 50% provocación, un rotativo afirma que “cuanto más rico se es, menos se celebra la Fiesta del sacrificio”.

El genial Jaques Brel tenia razón: “Los burgueses (ricos) son como los  cerdos. Pero los nuestro, además, son ignorantes. Ser ha quedado sin  identidad. Ni como a los que tratan infructuosamente de imitar ni lo que eran cuando tenían menos. No obstante, saben que para solicitar un visado se les exige el estado de su cuenta bancaria. O sea que no les interesa la persona, sino, lo que tiene.
Sin embargo el profundo sentido de la Fiesta es realmente interesante. Recordémoslo:
Esta festividad conmemora el sacrificio que Dios le pidió a Abraham (Psl) que probara su fe.
 En nuestra tradición musulmana, Abraham (Psl) el padre de los profetas se llama « Abraham Al-Kalil », es decir, el fiel amigo de Dios. Él era el amigo fiel de Dios y, sin embargo, es a él a quien Dios hará la prueba más difícil posible: sacrificar a su único hijo Ismael (Psl), nacido de su esposa Hajar (Agar) en nombre de su fe.  Es más que sacrificarse a uno mismo; es más que vivir una prueba de vida, un fracaso, una tragedia, incluso un accidente; es más difícil que la separación, la enfermedad o la pérdida de un ser querido. Abraham (as) y su hijo se unieron para someterse a la voluntad de Dios. Abraham luego trata de sacrificar a Ismael (Psl) antes de ser detenido por el arcángel Jibril (Gabriel) e Ismael fue reemplazado por un cordero. Abraham (Psl) tuvo que elegir entre el amor de Dios y el amor de su único hijo, en este momento. Eligió el amor de Dios.
Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page