Cronica desde TindufCrónicasFeatured

46 años de espaldas a la realidad y al realismo: “Relato de un naufragio” *

Abrir los ojos...

                    

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria s por milagro”. internacional u otra limosna haya llegado al campamento.

Otro enviado especial del Secretario General de Naciones Unidas (quien, de hecho, había llamado en su mensaje al Consejo de Seguridad, al pan, pan y a la realidad del prefabricado conflicto del Sahara lo que es, siendo dura e injustamente criticado por la junta militar argelina y sus marionetas del Polisario), otro medio siglo que se anuncia y la única realidad palpable en el terreno: Cada día, Argelia se acerca más al modelo sudanés de Argelia del Sur (su “RASD”).

La otra realidad es que, parece que ni Tebboune ni el general Changriha, origen y razón de todos los quebraderos de cabeza de Argelia habidos y por haber, calculan como debe el armar a una milicia como lo hizo/hace y no poder luego darle lo que se le ha prometido h no va a poder ni hoy ni mañana ni dentro de mil siglos.

Dentro incluso de la cúpula de su legión extranjera polisarista comienzan, por un lado, las voces de la razón como la de Mustafá Ould Sidi Bachir y muchos otros y evidentes signos de cansancio y fatiga en una inútil empresa sin día siguiente, sin futuro y nunca en el interés de los sahrauies, sino de su mentor.

Es en Tinduf donde salen voces que desaprueban y condenan su explotación por un narco estado, con perfil bajísimo y cada vez más a la deriva.

A los que no piensan así les incumbe históricamente reflexionar.

Otros temas de Khalil R’Guibi en infomarruecos.ma

  • Campamentos argelinos de Tinduf: Lógica de insensatez

  • Argelia/Marruecos: ¿De qué tema el Polisario?

  • Argelia y su teoría complotista Ya nadie lo cree…

·         “Relato de un náufrago” del colombiano Gabriel García Márquez

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page