Cronica desde TindufFeatured

Polisario/Marruecos La gran ocasión

Solucion

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

En estos tristes campamentos mucha gente ve en el actual curso de acontecimientos indicios de un feliz desenlace. “En todo el mundo se ha acabado por conocer la verdad… lo realizable y lo imaginable”. Comentario de un joven ex estudiante y afincado durante lustros en Cuba. La gente espera que el cambio esperado en Argelia repercute positivamente sobre su triste destino. “Ellos se han dado cuenta hace tiempo de que lo que planearon ha fracasado, pero no quieren que lo sepamos nosotros”, puntualiza el estudiante en Cuba ante de rematar “como si fuéramos sus esclavos”.

Los jóvenes de estos tristes campamentos creen, cada vez con más firmeza, que “con conversaciones directas con Marruecos, sin tutores podríamos llegar a algo muy positivo”.

Lo posible y lo imposible. Nadie hace ilusiones. Todo el mundo sabe la empresa de Argelia sobre la banda y su cúpula. “Es un fondo de comercio y todos nosotros rehenes para lo que surja entre Argelia y Marruecos”.

Otros, no obstante, creen que el destino de esta población y más exactamente la saharaui de ella depende de la misma población y no de mentor argelino. “Volver es vivir y decidir atinadamente es también vivir”.

Emergencia de una subconsciencia que presagia el comienzo de fin de una tragedia que ha durado 43 años.

¡Hágase luz!

 

 

 

 

 

Show More

Related Articles

Check Also

Close
Close
Close