Actividad realCrónicasFeatured

64 aniversario de las FAR: El Rey elogia los esfuerzos realizados por las FAR en la lucha contra la extensión del Coronavirus (actualizado/detallado)

Aniversario

Rabat – Map

Con motivo del 64º aniversario de la creación de las Fuerzas Armadas Reales (FAR), Su Majestad el Rey Mohammed VI, Jefe Supremo y Jefe de Estado Mayor General de las FAR, dirigió, este jueves, un orden del día a los oficiales, suboficiales y hombres de tropa.

He aquí la traducción:.

Loor a Dios, la oración y el saludo sean sobre nuestro señor Enviado de Dios, su familia y compañeros, 

Oficiales, suboficiales y hombres de tropa, 

En este bendito día del mes sagrado del Ramadán, celebramos juntos el sesenta y cuatro aniversario de la creación de las Fuerzas Armadas Reales, una valiosa ocasión que siempre queremos celebrar, en vista de las significaciones nacionales que reviste y de los valores arraigados que acompañaron la creación de estas Fuerzas por Nuestro Abuelo, el difunto Su Majestad el Rey Mohammed V y Su compañero en la vía de la lucha y de la edificación, Nuestro Venerado Padre, el difunto Su Majestad el Rey Hassan II, que Dios acoja sus almas en Su santa misericordia. También es una oportunidad para pasar revista a vuestras realizaciones del año pasado y los logros que esperamos de vosotros, imbuidos de la disciplina, el compromiso y el sacrificio incondicional, valores que animan a todos los elementos de Nuestro ejército. 

A este respecto, y en nuestra calidad de Jefe Supremo y Jefe de Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas Reales, no podemos sino saludar sus esfuerzos sostenidos por reforzar la vigilancia y la protección de nuestras fronteras terrestres, marítimas y aéreas, movilizando el elemento humano y dotándole del equipamiento necesario y de los medios de vigilancia más avanzados que le permitan hacer frente con eficacia a las diversas amenazas, felicitándose del valor de nuestros soldados desplegados en nuestras provincias del Sur, para la defensa de Nuestra integridad territorial, así como a todos los miembros de Nuestro Ejército que velan, con vigilancia y rigor, por la seguridad de las fronteras. 

Con el mismo espíritu de disciplina y dedicación que caracteriza sus esfuerzos en el interior del país, Nuestros contingentes continúan llevando a cabo sus nobles misiones en las operaciones de mantenimiento de la paz en la República Democrática del Congo y la República Centroafricana, así como los equipos del hospital militar de campaña de Zaatari.

En perfecta simbiosis con los valores de solidaridad humana arraigados en Nuestra autenticidad y Nuestra historia, habéis contribuido al enriquecimiento del capital del Reino en esta esfera organizando y supervisando varios seminarios internacionales, en asociación con la Organización de las Naciones Unidas, beneficiándose a este respecto de la valiosa y creíble experiencia que habéis acumulado.  

Oficiales, suboficiales y hombres de tropa,

Estando orgullosos de Nuestras Fuerzas Armadas y de su permanente disponibilidad bajo Nuestra ilustrada conducta, no dejamos de saludar las medidas tomadas para la aplicación de Nuestras Órdenes Reales en el ámbito del servicio militar, que han sido un modelo de buena gestión y encuadramiento durante todas las fases que han acompañado el proceso de incorporación del trigésimo sexto contingente, mediante la creación de infraestructuras, personal docente y recursos pedagógicos, a fin de que los reclutas, mujeres y hombres, puedan beneficiarse de una formación profesional aplicada y adaptada a las aspiraciones de Nuestros jóvenes para integrar el tejido social e implicarse en proyectos de construcción y edificación, con un espíritu de patriotismo y responsabilidad. 

A vuestra permanente disposición a responder al llamamiento de la Patria y a hacer los sacrificios necesarios para su dignidad y soberanía, este año, se añade vuestra inmediata y firme implicación, en ejecución de Nuestras Altas Instrucciones Reales, en la lucha contra la epidemia que azota a Nuestro país como a otros países del mundo, mediante la movilización de todos los recursos humanos, materiales, de alojamiento, médicos y logísticos de los que disponen Nuestras Fuerzas Armadas para participar en la lucha contra esta pandemia y a la limitación de su propagación. 

Habéis demostrado, como siempre, vuestra buena voluntad y vuestra cualificación para participar, junto con otros interventores, en la gestión de esta plaga, mediante la preparación y el rápido despliegue de hospitales militares de campaña, con la puesta a disposición de varios centros dependientes de las Fuerzas Armadas Reales y que disponen de una gran capacidad de acogida, a fin de transformarlos, si es necesario, en unidades de aislamiento sanitario, además del refuerzo de los centros hospitalarios dependientes del Ministerio de Sanidad con equipos compuestos de médicos, enfermeros y asistentes sociales de las Fuerzas Armadas Reales, de la Gendarmería Real y de las Fuerzas Auxiliares, dando lugar así a bellísimas imágenes de solidaridad nacional y profesional con vuestros homólogos civiles en todos los establecimientos hospitalarios del Reino. 

También saludamos la rápida interacción entre las unidades de los distintos componentes terrestres, aéreos y marítimos y la Gendarmería Real, y su firme participación en las primeras líneas del combate contra esta pandemia, junto con los distintos órganos de Seguridad Nacional, las Fuerzas Auxiliares, los Servicios de la Administración Territorial y la Protección Civil, para la sensibilización y la aplicación sobre el terreno de las medidas de confinamiento sanitario, lo que ha favorecido la adhesión y el respeto de todos los Marroquíes de su aplicación. 

Oficiales, suboficiales y hombres de tropa, 

El importante desarrollo que experimentan Nuestras Fuerzas Armadas Reales, su profesionalidad y el lugar que ocupan a niveles nacional e internacional, incitan a abordar con habilidad y firmeza todos los nuevos retos que se presentan, teniendo en cuenta las principales misiones de defensa y los permanentes compromisos diarios que deben ser cumplidos con la misma eficacia y la misma vigilancia. 

En este contexto, el interés permanente que concedemos a la modernización y el equipamiento de vuestras unidades emana de Nuestra voluntad constante de desarrollar vuestras capacidades de defensa y de proporcionaros los medios y equipamientos necesarios, según un plan global e integrado para la próxima década. Hemos dado Nuestras Altas Orientaciones para la implementación de este Plan que completará lo que se ha logrado en las últimas dos décadas, para que Nuestras Fuerzas Armadas sigan siendo el escudo protector y la muralla infranqueable para la defensa de la Nación y de sus valores sagrados. 

Traten, que Dios os proteja, de preservar lo que hemos realizado en términos de logros, conocimientos y experiencias en todos los ámbitos militar, de seguridad, médico y social, extrayendo las lecciones y las enseñanzas para apoyar a los jóvenes competentes prometedores en las filas de Nuestras Fuerzas Armadas y alentarles a ser innovadores y creativos en todos los campos, especialmente en la investigación científica, de modo que siempre estemos preparados para afrontar los desafíos de manera eficaz y eficiente. 

Imploramos a Dios que perpetúe a Nuestro país las bendiciones de la seguridad y la paz, y que este día tenga un mañana brillante que lleve las semillas de la esperanza, la prosperidad y el progreso de Nuestro pueblo. Rogamos al Todopoderoso que conceda, en esta memorable ocasión, Su misericordia y Su perdón al difunto Su Majestad el Rey Mohammed V y al difunto Su Majestad el Rey Hassan II, y que les acoja en Su vasto Paraíso entre los apóstoles, mártires y santos, ¡Qué excelentes compañeros!. 

También rogamos a Dios que derrame Su misericordia sobre nuestros benditos mártires que han sacrificado sus almas en defensa de la Patria, implorando al Altísimo que os guarde, como siempre habéis sido, como escudo protector contra el cual se rompan todas las amenazas que acechan a este país, preservando sus intereses supremos y sus fundamentos nacionales, unidos en torno a vuestro Jefe Supremo, fieles a vuestro eterno lema: Dios, la Patria, el Rey.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer