Cronica desde TindufCrónicasFeatured

El Polisario y sus proletarios españoles Lo verdadero y lo falso

Entre la "causa" y la cosa... ostra

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Lo falso (difamatorio)¨España es uno de los países donde la pandemia del Covid-19 ha causado-causa más estragos en el mundo. Sin embargo, parece que algunos “periodistas” asalariados del Polisario no tienen imaginación más que para la difamación y la calumnia (pagadas) contra Marruecos y sus símbolos.

Los que han aconsejado a Brahim Ghali cesar de dilapidar los fondos de la ayuda humanitaria en este ridículo tipo de empresas, “porque no conduce a ninguna parte” han desaparecido sin dejar rastro.

Una sola imagen del rey de Marruecos hace desmoronar todos los castillos de naipes construidos por estos seudo-periodistas españoles, pero, nosotros nos quedamos sin parte de la ayuda humanitaria internacional.

Lo verdadero (cierto): Ninguno de estos “periodistas” españoles arrendados para la falsa causa se ha atrevido a cobrar en Tinduf. Prefieren giros y transferencias bancarias.

De haber venido a los campamentos habrían descubierto que centenares de cadáveres son enterrados en fosas comunes, que la población rehén en este gulag argelino esto abandonada a su destino, que, en vez de ocuparse de la explosiva situación, la cúpula del Polisario prefiere el despilfarro de los ingresos de la ayuda humanitaria en bolos y en mentiras sobre quien no es fácil mentir.

¿Otro tráfico para justificar las “cuentas ante el mentor argelino?

Lo verdadero y lo falso. Lo real y lo ficticio. Lo existente y lo prefabricado. De nada sirven las chiquilladas. Se haría mejor consagrando un 0’1% de la atención que se consagra a las mentiras sobre Marruecos a la más que catastrófica situación de esta pobre población, merced de Coronavirus y de la represión del Polisario y su mentor argelino.

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer