Aeropuerto Madrid-Barajas: Exposición fotográfica sobre Chefchaouen

0
calle-tipica-de-la-medina-de-chefchauen

Redacción de Tánger.-Infomarruecos/Conacentomarroquí

    Desde el pasado dia 3, tiene lugar en el aeropuerto Madrid-Barajas una exposición fotográfica bajo el título « Chefchaouen, La ciudad azul de Marruecos « , preparada y supervisada por el reconocido fotógrafo español Carlos Bouza.

   La exposición consta de 30 fotografías que resumen un recorrido por las estrechas calles de Chefchaouen y resaltan sus características históricas, culturales y arquitectónicas.
   Esta exposición móvil se organizó por primera vez en la ciudad de Sevilla y el experimento se transferirá a otros países europeos. Permanecerá abierta a los pasajeros y a los visitantes hasta el 30 de septiembre de 2018.
     El centro neurálgico de Chefchaouen se encuentra en la plaza Uta el-Hamman, llena de restaurantes, terrazas y comercios, desde la que se accede a la Medina, la Mezquita octogonal y la Kasbah.
   El fotógrafo Carlos Bouza  inauguró esta muestra de fotografías el pasado 7 de junio en Sevilla, donde permaneció hasta el 31 de agosto. Durante los dos próximos años, pasará por Toledo, Granada, Lisboa y Oporto.

Según  Carlos Bouza:

 
Carlos Bouza
   “Chefchauen es uno de esos lugares a los que uno viaja y desea volver una y otra vez. Situado en las montañas del Rif es una pequeña población marroquí que en los últimos diez años ha experimentado un gran crecimiento turístico y de población.
     Durante mi última visita tuve el placer de conocer a uno de los ciudadanos ilustres de Chefchauenque me habló sobre su idea de recuperar la esencia de la ciudad restaurando los colores de las edificaciones, el característico color azul. Este acto, fue uno de los impulsores de la evolución de la ciudad hacia lo que es hoy. No hay nada mejor que hablar con la gente para conocer una ciudad, sus historias y sus costumbres.
     Chefchauen invita a perderse por sus callejuelas. Entrar en sus tiendas es casi obligado y saludar y hablar con sus gentes es un placer. La mayoría habla o, al menos, chapurrea español por lo que no es difícil entenderse y mantener una conversación fluida.
     En general la gente es amable, atenta y está dispuesta a ayudar. Es una localidad que merece al menos una visita de un fin de semana para perderse por sus calles y visitar los lugares de interés. Visitar Chefchauen con la mirada de un turista, con la cultura occidental a cuestas, es un choque cultural que merece la pena ser vivido”.
 
  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here