CrónicasEn voz altaFeatured

África del Sur, Perú, Colombia… Excepciones que confirman la obsoleta regla

La realidad es otra

Said Jedidi es periodista y escritor, embajador de la paz por el Circulo Universal de Embajadores de la Paz y presidente nacional (Marruecos) de la Asociacipn mundial de escritores en español

No. No se avanza. No se progresa. Ni caso ni causa. Un sueño imponible. El mundo no tiene tiempo para imposturas mal montadas, lo que aflora las inquietudes en la cúpula argelina y mucho màs en la de su milicia del Polisario.

En Argel, no es porque no lo revelan públicamente como el ex secretario general del FLN, Ammar Saadani que lo dijo en voz alta y en mayúscula: el Sahara es marroquí, gran parte de los responsables del expediente del Sahara no son conscientes del carácter surrealista “exageradamente costoso e inútil” del proyecto de desestabilización al vecino marroquí a través de un no menos costoso y, además, inútil, Polisario.

En esta óptica el “wait and see” (esperar y ver) se esfuma ante las evidencias e imperativos geopolíticas mundiales al respecto.

Argel no lo ignora. En Tinduf, en su gulag polisarista tampoco, pero aquí se inquieta porque se sabe que la lógica de la insensatez de 47 años argelina no puede durar más.

“Si Marruecos incluya una cláusula en su propuesta de autonomía en su Sahara que permita realizar a la junta militar su ‘sueño atlántico’, se olvidaría de su Polisario y de todas sus solidaridades de invernadero”. La idea de un ex responsable del Polisario quien explicaba su ida del Polisario es compartida por casi la totalidad de los miembros de la cúpula de la milicia del Polisario.

O sea: que todo desemboca en esta “salida a un puerto atlántico” que, por cierto, está estancada desde su génesis.

Argel acaricia otro sueño imposible: un “paso” de Marruecos en este sentido a pesar de que ninguna evidencia o eventualidad lo presagia.

A raíz de lo cual, firmes apoyos del Polisario, como Cuba, han comenzado a comprender, desmarcándose, poco a poco, discretamente de su “dogma” de la guerra fría.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page