CrónicasEn voz altaFeatured

  África (UA) y africanos: Entre países y milicias II

Vuelta a la legalidad

 

 Expertos, personalidades políticas, miembros de Think Tanks, académicos y destacados miembros de la sociedad civil en África Occidental, instaron en Dakar, a rectificar lo que califican de “aberración jurídica” y “anomalía histórica” alusión a la admisión de la fantasmagórica «RASD» en la Organización de la Unidad Africana (OUA).

Un seminario que moviliza, como han dejado claro muchos intervinientes, la inteligencia y la conciencia colectiva para proponer soluciones al prefabricado problema del Sahara que frena el buen funcionamiento del panafricanismo.

Por su carácter puramente africano, se trata de una reflexión colectiva africana que constituye un punto de inflexión tendente a revisar, como se ha dicho e insistido, “las condiciones de ingreso a nuestras instituciones africanas, en base a criterios bien definidos, para evitar su manipulación por corrientes ideológicas o políticas ».

Dicho con otras palabras: La impostura argelina en/sobre el Sahara marroquí ha durado más de lo suficiente y es tiempo de que se rectifique un atraco a mano armada del régimen argelino en la OUA, al hacer admitir, por corrupción y coacción y en una excepcional coyuntura continental y mundial, a su milicia no estatal, una impostura heredada por la actual UA, aunque la vuelta del Reino de Marruecos a su entorno institucional africano el 30 de enero del 2017 que había hecho, como lo definiera el ex embajador estadounidense en Rabat, Edouard Gabriel, de Marruecos una placa giratoria de cooperación.

Por lo tanto, como lo ha demostrado cabal y elocuentemente el “espíritu de Dakar” (seminario), no sería normal en persistir en una grave anomalía institucional y una flagrante violación de la misma Acta Constitutiva de la organización continental que se define, recordémoslo de nuevo, como «una organización de Estados independientes y soberanos».

La “RASD” ni es independiente ni es soberana. Ni siquiera un estado. Es, todo el mundo lo sabe, unos más que otros, una milicia a sueldo de Argel con la inaceptable misión de desestabilizar a los vecinos con vistas a miras hegemonistas y con un ex chivato franquista a su frente.

 

Al plantear la “anomalía histórica” del escaño de la milicia del Polisario en la UA, el Think Tanks de Dakar, ha puesto el dedo en la llaga en el sentido de corregir un error cuyas consecuencias mancillan, desde entonces, la imagen y la vocación de la organización pan africana y los anhelos de los africanos.

Es, pues, imperativamente indispensable evitar la manipulación de la UA “por corrientes ideológicas o políticas » (Argelia), reinstalando el principio de que la UA es, exclusivamente para entidades estatales y no para milicias y cordones umbilicales.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page